Argentina y España, caminos paralelos, realidades diferentes

Foto: FIBA

Foto: FIBA

Ya estamos muy cerca del final de la Copa del Mundo, sin la selección Argentina en la competencia y tras la estrepitosa caía del conjunto anfitrión, la efervescencia ha decaído en los últimos días de nuestra estancia en Madrid. La comparación de lo que fue Argentina con la sorprendente caída del seleccionado de Orenga…

Nosotros, me refiero a los argentinos que vinimos a España a seguir la Copa del Mundo (periodistas o simpatizantes), suponíamos que tarde o temprano nuestra selección caería en algunas de las instancias previas a las semifinales, sin dudarlo queríamos que llegara a cuartos de final donde justificaría a los dirigidos por Julio Lamas y los pondría en un escalón aceptable a nivel mundial con una campaña más que destacable. Pero no sucedió lo mencionado y nos quedamos con un sabor “agridulce” porque la sensación era que Argentina por el material humano podía estar más arriba, Brasil en octavos de final desnudó la realidad de nuestro básquetbol y puso fin a la participación Albiceleste.
Lejos quedaron a la hora del análisis las ausencias de jugadores que iban a engrosar la “Calidad” de este equipo, la realidad marca que los jugadores que integraron el plantel e hicieron frente a esta dura competencia dejaron “El Alma” en cada partido, la realidad marca que la transición será más dura de lo previsto aunque, “hay luz al final del túnel” y el futuro es más que promisorio siempre y cuando no nos apartemos del camino que hasta ahora trazaron jugadores y cuerpo técnico en los quince años más gloriosos de nuestro deporte.

“La Noche Más Triste…”

Ibaka se toma la cabeza, nadie lo puede creer!

Ibaka se toma la cabeza, nadie lo puede creer!

Si hablamos del seleccionado anfitrión, imprevistamente quedó afuera de la competencia ante Francia, que con un juego de alto nivel cortó las ambiciones de Orenga y compañía. La afición española fue dura con algunos de sus jugadores y principalmente cargó las responsabilidades a su entrenador, “Si era malo como jugador, que se podía esperar como entrenador” fue una de las frases que escuchamos luego de la eliminación. Otros consideraron un “Fracaso” y se compararon con el memorable 7 a 1 de Alemania contra Brasil en el último campeonato mundial de fútbol desarrollado hace poco en tierra Carioca.
“Orenga dimisión, Orenga vete ya…” repetían simpatizantes españoles. Todos fueron lapidarios con el entrenador y con la pobre actuación de su equipo, solo rescataron el esfuerzo de Pau Gasol que jugó lesionado, dejó todo en la cancha, pero sin dudas el esfuerzo no alcanzó.
Una derrota que fue catalogada por la prensa local como “La noche más negra de su historia en este deporte” o “Ni el más pesimista, hubiera imaginado que España, luego de descollar en los partidos previos caería en cuartos de final, mucho menos de la forma lastimosa que lo hizo” fueron las frases de la prensa escrita local luego de la más baja producción desde el año 1968.
José Luis Sáez, Presidente de la FEB, comentó en conferencia de prensa, “Me niego a hablar de fracaso por respeto a los jugadores, decepción mucha, desilusión mucha, no es bueno cargar en este momento las responsabilidades en una persona, sería muy cómodo para mí, pero nunca he hecho cosas cómodas en mi vida y no lo haré ahora”.
“Yo no quiero poner excusas, no quiero mirar hacia atrás, voy a realizar mi evaluación pero lo que haya que corregir, lo que creamos que hicimos mal, lo haremos en función del futuro que nos espera” agregó esta mañana el máximo dirigente español.
Como reflexión final se podría decir: España apuntó muy alto, tan alto que el ruido que hizo con su caída fue mayúsculo, si pecaron lo hicieron inconscientemente, la falta de humildad y creerse en la final antes de tiempo no creo que haya sido un pensamiento unánime de sus jugadores, si quizás de su entorno que tenía toda la fiesta preparada.

Fotografía: Gentileza FIBA/Spain2014

Sergio Mamondi – Enviado especial a Madrid (España)
Interbasquet Córdoba

Anuncios