Triunfo de Quilmes ante Gimnasia en Mar del Plata

Foto: Maximiliano Gutierrez para Prensa Quilmes

Foto: Maximiliano Gutierrez para Prensa Quilmes

Quilmes venció a Gimnasia de Comodoro Rivadavia 75 a 68 en Mar del Plata y le cortó una racha positiva de nueve triunfos consecutivos. Un gran juego de Iván Basualdo (21 puntos, 10 rebotes y 6 recuperos), una consistente defensa y una gran actitud fueron las claves para un importante triunfo que lo aleja del fondo.-

Con más pérdidas que puntos arrancaron el partido ambos conjuntos. Pero Quilmes entendió como resolver el inicio y tuvo un nombre propio que encabezó su juego: Iván Basualdo. Con un impecable pasaje del pivot (11 puntos y 4 rebotes), y una férrea defensa que no le permitió a Gimnasia atacar con convicción, Quilmes logró sacar ventaja. Matthew Shaw intentó darle rodaje a la recuperación y Nicolás De los Santos, con el overol puesto, fue el motor que insistió. No obstante, los números no ayudaron (1/10 en tiros de tres
y 29% de efectividad en envíos de campo) y Quilmes pudo redondear un cuarto perfecto que cerró 20 a 9.-

Tres minutos tardó en convertir el elenco marplatense. Todo lo obtenido en el primer capítulo se diluyó ante la firmeza visitante, que con un parcial 11-2 cambió drásticamente el desarrollo del juego. El ingreso de Juan Manuel Rivero colaboró al sistema ofensivo de Gimnasia y con 10 puntos colaboró con el trabajo de Shaw. En Quilmes, por el contrario, se extrañó por demás a Basualdo bajo el aro. Si bien Ariel Eslava sumó y el equipo mantuvo el liderazgo, el partido se hizo cuesta arriba, y un triple con suspenso de Rivero sobre el final empardó las acciones (33-33).-

Las tres pérdidas consecutivas de Nicolás De los Santos fueron bien aprovechadas por Quilmes. Con dos extraordinarios bombazos de tres puntos de Enzo Ruíz y las penetraciones de Basualdo logró volver a marcar una distancia en el tablero (41-33).
Lotanna Nwogbo fue la carta de gol en el período para Gimnasia, pero se enfrentó a una espectacular lluvia de triples que abrió Quilmes en el final para estirar a 9 la ventaja. Flor, Ruiz y Vildoza fueron los autores de los tiros y del oxígeno tricolor con el que se cerró el tercer chico (57-48).-

Entre malas decisiones se escabulló el último parcial. Muy disputado y desprolijo, el marcador no se movió lo suficiente y generó un final con suspenso. Iván Basualdo interceptó un pase en la mitad de cancha y asistió a Tracy Robinson para la bandeja. Y con la ofensiva siguiente en la que volvió a mostrar categoría el pivot cervecero,Quilmes estiró a 9 la distancia a falta de un minuto veinte (69-60). Pero lo que parecía un quiebre en el partido se transformó en oportunidad para la visita. Porque la respuesta
inmediata fue un triple de Rivero y un doble de Shaw tras un robo de Schattmann para un tablero en 69-65. Sin embargo, Quilmes fue certero desde la línea de sentencia y pudo cerrar el encuentro a su favor. Victoria 75 a 68 para Quilmes que pudo levantarse rápidamente y ahora espera a Peñarol.

QUILMES (75): Luca Vildoza 14, Enzo Ruíz 9, Tracy Robinson 9, Ivory Clark 5 e Iván Basualdo 21 (FI); Eric Flor 13, Bruno Sansimoni (-) y Ariel Eslava 4. DT: Javier Bianchelli.
GIMNASIA DE COMODORO (68): Nicolás De los Santos 6 (x), Leonel Schattmann 4 (x), O’lorius McCullough 6, Matthew Shaw 17 y Lotanna Nwogbo 10 (FI); Juan Fernández Chávez 2, Juan Manuel Rivero 21 y Jonathan Machuca 2.-

Parciales: 1er. Cuarto: Quilmes 20 – Gimnasia 9, 2do. Cuarto: 33-33, 3er. Cuarto: 57-48; Ultimo Cuarto: 75-68
Árbitros: Roberto Smith y Oscar Martinetto
Estadio: Polideportivo Islas Malvinas (Mar del Plata)

Por Mariana Isa para Prensa Quilmes