Quilmes se quedó con el clásico marplatense

Foto: Maximiliano Gutierrez - Prensa Quilmes.

Foto: Maximiliano Gutierrez – Prensa Quilmes.

Quilmes se quedó con el clásico marplatense y venció a Peñarol 69 a 60 y cerró de gran manera la primera Fase de la Liga Nacional. Luca Vildoza fue el goleador con 17 tantos e Ivory Clark la clave defensiva al tomar 15 rebotes. Importante trabajo en equipo y claridad para definir el juego, las claves del trinfo.

Choque de defensas y bajos porcentajes, así inicio el clásico. Peñarol, pese a las cinco pérdidas, sacó ventaja con un triple de Alejandro Diez y otro de Sebastián Suárez. Sin embargo, esos seis puntos fueron los únicos encestados en un lapso de cinco minutos de partido.
Quilmes, tras el arranque errático y con una marca efectiva de Roberto Acuña sobre Basualdo, que frustró los puntos bajo el aro, encontró gol y se mantuvo activo para revertir la situación. Con un excelente momento de Luca Vildoza (9) y Ariel Eslava más fuerte en la pintura (4), el Cervecero cerró un complicado primer parcial arriba por la mínima (13-12).
Roberto Acuña intentó capitanear los ataques de su equipo impostando su físico bajo el aro, sin embargo llegó a la tercera infracción y en Quilmes creció la figura de Tracy Robinson. El extranjero tricolor fue el máximo responsable de una luz de ocho puntos, gracias a una muñeca certera (dos triples) y a su juego interior (5 puntos) Quilmes se fue 30 a 22 y obligó a Marcelo Richotti a frenar el partido.
Las correcciones del DT Milrayitas hicieron eco en el juego de su equipo. Porque al volver del tiempo muerto, Peñarol inició un parcial 8-0, producto del juego rápido entre Reed y Zurschmitten, que igualó el marcador. No obstante, gracias a la disputa por cada balón, Quilmes logró salir airoso y, dese la línea de libres, se fue a los vestuarios con ventaja (35-30).
Un mal arranque de Quilmes en ataque (cinco avances frustrados), le dio chances a Peñarol de igualar el tablero. Pero la reacción tricolor llegó inmediatamente. Eric Flor se mostró imparable al correr la cancha y encontrar puntos a distancia y Eslava ayudó ganando en la pintura puntos fundamentales.
Peñarol abusó del tiro abierto al no poder penetrar, y sólo un triple de Robert Reed entró en el final para darle un cierre al tercer cuarto 50 a 41.
El mal momento del elenco Milrayitas se agudizó en el arranque del último capítulo. Preso de una insistente defensa tricolor y sin la “puntería” que ostenta en otros encuentros, sólo logró marcar un punto en cuatro minutos de juego.
Quilmes capitalizó muy bien el momento y tras un triple de Ivory Clark, logró una máxima de 19 puntos (61-42). Sin embargo, Richotti encontró en Sebastián Suárez una carta de recuperación. El chileno ganó el rebote ofensivo y sumó siete puntos que acortaron distancia para ponerle suspenso al encuentro (62-53).
El elenco Cervecero mantuvo la calma, y el doble con falta que cosechó Bruno Sansimoni anunció el final del partido. Victoria de Quilmes por 69 a 60 que se mantiene en un buen momento para arrancar la Fase Nacional.
Síntesis:
QUILMES (69): Luca Vildoza 17, Eric Flor 10, Tracy Robinson 14, Ivory Clark 5 e Iván Basualdo (-)(x) (FI); Ariel Eslava 13 (x), Bruno Sansimoni 10 y Jefrey Merchant (-). DT: Javier Bianchelli.

PEÑAROL (60): Juan Pablo Figueroa 2, Robert Reed 17, Franco Giorgetti 2, Alejandro Diez 10 y Roberto Acuña 8 (x) (FI); Sebastián Suárez 14, Leonardo Gutiérrez (-), Nicolás Zurschmitten 5 y Juan Manuel Torres 2. DT: Marcelo Richotti

Parciales: 13-12, 35-30, 50-41 y 69-60
Árbitros: Daniel Rodrigo y Leonardo Zalazar.
Estadio: Polideportivo Islas Malvinas (Mar del Plata)

Por Mariana Isa para Prensa Quilmes