Celtics y Cavaliers la final más esperada

Foto: Brian Babineau/NBAE via Getty Images

La serie más pareja de toda la temporada llegó a su fin. Boston derrotó a Washington y jugará la final del Este ante Cleveland.
Siete partidos se necesitaron para saber cuál de estos dos equipos pasaría a la próxima ronda. Ambos conjuntos mostraron estar a la altura de las circunstancias, tanto Boston quien finalizó primero en su conferencia como Washington tercero de la misma tuvieron un notable crecimiento en el juego colectivo, con el aporte de los referentes de cada equipo y algún que otro jugador que no estaba en los planes con apariciones claves para alcanzar la victoria. Anoche fue el turno del ala-pívot Kelly Olynyk. El canadiense en la segunda mitad del encuentro tuvo un excelente desempeño en ofensiva, acompañando en el goleo a Isaiah Thomas Jr con 4 triples casi de manera consecutiva (2 de cada uno) que sirvieron para empezar a alejarse en el marcador en los minutos finales del tercer cuarto. Durante el último período del partido, Olynyk tuvo una racha de 10 puntos para ampliar la diferencia en el marcador la cual supieron mantener hasta el final y sellaron su pase a la siguiente ronda 105-115. Thomas fue el máximo anotador de Boston con 29 puntos y además dio 12 asistencias, Olynyk aportó 26 y el dominicano Al Horford encestó 15. En la visita Bradley Beal finalizó con 38 tantos (5/10 en triples) y tres de sus compañeros alcanzaron la doble decena. Otto Porter Jr. 20pts y 10reb, Markieff Morris 18pts y 10reb, John Wall 18pts y 11as.

Ahora Boston tendrá la difícil tarea de enfrentar al último campeón Cleveland Cavaliers que lleva una racha de 11 partidos ganados de manera consecutiva incluyendo los últimos 3 para alcanzar el título la pasada temporada y llega a esta final con 10 días de descanso más que los Celtics.

Esteban Abed – Interbasquet

Anuncios