Multitudinaria Octava edición del Encuentro Provincial de Mini “Tata Flores”

Foto: Gentileza Club Independiente de Oliva

Rotundo éxito fue la 8º edición del tradicional torneo provincial del mini básquetbol, que en esta oportunidad se llevó a cabo en las ciudades de Oliva, Oncativo y James Craik, con la participación de 74 equipos , 11 de la rama femenina y 63 de la masculina, entre ellos la delegación de Atenas, en dos días a puro juego y diversión, como lo exige el espíritu del mini basquetbol y que contó con la presencia de la mascota Rosco, los chicos de parabienes. El evento fue realizado por la Asociación de Oliva y fiscalizado por la Federación de Básquetbol de la Provincia de Córdoba.

Luego de una jornada de juego llena de diversión y crecimiento, la edición 2017 del Encuentro de Minibásquet «Tatá Flores» se cerró con un acto central que deleitó a cientos de participantes y dejó imágenes imborrables, muchas de ellas con la presencia de la mascota Rosco y todo su magnetismo.

El acto central se desarrolló en el club Independiente de Oliva, una de las sedes junto a Vélez Sársfield de Oliva, Unión de Oncativo y Chañares de James Craik. En esas instituciones se distribuyeron los 74 equipos participantes: 63 de la rama masculina y 11 de la femenina.

“El Tatá Flores es una realidad del Mini de la provincia de Córdoba. Nació como todo proyecto planeado y diseñado desde la Federación, aunque las asociaciones lo hacen propio y dan muestra de una gran organización, priorizando lo mejor para nuestros jugadores más pequeños. El Encuentro nació siendo obligatorio y hoy todos los clubes quieren estar”, destacó el presidente de la Federación de Básquetbol, Mario Ontivero, en relación con el Encuentro organizado por la Asociación de Básquetbol de Oliva y fiscalizado por la FBPC.

“La prioridad nunca cambia: cada equipo debe jugar y jugar. Para ello nos congregamos desde toda la provincia en distintas sedes, donde los clubes se preparan para atender y cuidar a las visitas, finalizando todos juntos en un acto central, pensado para agradecer a las instituciones, profes, chicos y papás”, agregó Ontivero.

“Esta edición no fue una más. Fue especial, en la casa de nuestro querido Emilio Galera, en el aniversario de despedida física”, añadió.

“En la persona del presidente de la Asociación de Oliva, Adrián Godoy, felicitamos sincera y profundamente a todos y cada uno de los clubes, profes, papás y dirigentes, por hacer, por trabajar y por cuidar y permitir que más de mil chicos jueguen en un marco de gran hospitalidad, dando muestras, una vez más, de que el federalismo no se pregona, sino que se hace”, completó.

Asimismo, Ontivero destacó el trabajo del Departamento de Mini de la FBPC y de diversas personas fundamentales para la realización de esta edición del Encuentro: Paola Vaquer, Adrián Gómez Nellar, Adriana Sucarelli, Cristian Bustos, Daniel Machado, Nancy Bossa y Nacho Irazuzta, entre otros.

“El Tatá Flores es formadores de formadores. El trabajo en equipo es el objetivo principal: el resultado se vivió ayer en la Asociación de Básquetbol de Oliva”, añadió la máxima autoridad de la Federación.

Fuente: Prensa FBPC

Anuncios