San Antonio contra las cuerdas

Foto: Gentileza Mark Sobhani

Ni la extraordinaria actuación de Emanuel Ginobili impidieron que anoche Golden State ganara el tercer partido de la final en el Oeste y este a un paso de barrer la serie. En el Este Cleveland arrasó en el segundo juego ante Boston y ahora tiene la posibilidad de definir en casa.

Además de no contar con Tony Parker y Kawhi Leonard, los Spurs sufrieron otra baja importante en el plantel, David Lee sufrió una lesión en su rodilla izquierda a mediados del segundo cuarto marginándolo del resto del partido y ahora junto a Leonard son dudas para el próximo encuentro, lo cual complica aún más la continuidad del conjunto texano en esta postemporada. Para peor los Warriors están jugando cada vez mejor, con altos porcentajes desde la línea de triples, defendiendo muy bien y obteniendo cómodas victorias debido a las bajas por lesión del equipo rival.

El triunfo fue para la visita por 120-108 quedando a un paso de la gran final, pero quien se llevó todas las miradas, ovaciones y para mí el mejor jugador de la jornada fue el joven escolta de 39 años Manu “Benjamin Button” Ginobili. El nivel que ha mostrado el bahiense en sus últimas presentaciones es para sentarse y disfrutar por horas de cada jugada. Debido a los problemas que rodean al plantel por las lesiones, Ginobili ha sacado a relucir su mejor versión de los últimos años en la liga dejando a todos asombrados con las genialidades que puede hacer el veterano de los Spurs. Triples, dobles, robos, volcadas, asistencias y anoche hasta un caño tiró como en los viejos tiempos. Una lástima para todo el equipo y los amantes del básquet que estas formidables actuaciones de Manu jugando contra chicos a los que le lleva 10 años o más, se vean opacadas por las contrariedades que ha sufrido el plantel y el muy buen presente de los Warriors.

En 17 minutos en cancha, Ginobili fue el máximo anotador del equipo con 21 puntos (2/3 en triples), 1 rebote, 2 asistencias, 1 recupero de balón y sumen a la estadística el hermoso caño que le tiró a David West para abrirse paso al aro y robar la falta a Stephen Curry. El pívot español Pau Gasol alcanzó la doble decena con 12pts y 10 reb. El goleador del partido fue Kevin Durant con 33 tantos (anotó 19 en el tercer período), además de haber capturado 10 rebotes. Curry finalizó con 21 unidades y 6 recuperos.

Los parciales fueron: 1C: 29-33, 2C: 35-22 (64-55), 3C: 36-33 (100-88), 4C: 20-20 (120-108).

Esteban Abed – Interbasquet

Anuncios