“Leonazo” en rodeo ajeno

Foto: Prensa Ramos Mejia LTC

Por Fabio Morisetti: Un maravilloso juego de Cristian Verón permitió que Ameghino consiguiera un enorme triunfo en la Capital Federal ante Ramos Mejía LTC por 75 a 71 e igualara en uno la serie semifinal.

El riojano fue factor clave, teniendo un partido descomunal con 26 puntos anotados, pero, sobre todo, apareciendo en los momentos claves, en los que se jugaba gran parte del trabajo de todo un año.

El juego comenzó con un Ameghino que alternaba conversiones con pérdidas (cuatro en cuatro minutos). Ramos era un poco más prolijo, pero no podía generar diferencia en el marcador.

Una jugada de dos más uno de Kevin Jerez Pilotti puso la diferencia en cuatro (9-5) y una volcada de Morales (tras pérdida de Iglesias) hizo que Pablo Castro tuviera que parar el partido para evitar que la buena racha de Ramos continuara.

Con Zenclussen y Verón en cancha, Ameghino intentó mejorar la conducción para lograr fluidez en ataque mientras proponía una defensa zonal. Así, logró remontar hasta ponerse 12-14.

Y en los últimos treinta segundos, llegó el show del riojano Verón: un robo que terminó en doble y falta y un robo con triple sobre la chicharra hicieron que el “León” cerrara arriba 22-16.

Un buen comienzo de Ramos hizo que dejara a su rival sin gol un minuto y medio y se acercara a dos, pero Aristimuño, con tiro de cinco metros, volvió a darle aire a los de Castro.

El juego era dinámico y entretenido, con alternancia de aciertos y errores, pero siempre con el “León” arriba, hasta que un triple de Morales a los cuatro minutos puso adelante al local por la mínima (27-26).

En partido de goleo bajo, con defensas duras, Ameghino tenía problemas en su aro, dando segundas opciones. Así y todo, el juego era muy cerrado. En siete minutos, el parcial era 12-6 para los bonaerenses.

Un doble de Jerez Pilotti ante la marca pasiva de Albornoz puso a Ramos dos arriba (30-28), pero un oportuno triple de Grenni volvió a poner al frente al “León”.

Una pérdida de Paparini (la décima de Ameghino) hizo que Casinelli pusiera 34-33 arriba a Ramos entrando en los últimos 30 segundos. Sin embargo, el goleador local se lesionó en la caída de la bandeja y debió abandonar el campo.

Con ese score terminaron los primeros 20 minutos, en un marco de paridad similar al vivido en el primer juego de la serie.

El comienzo del tercer cuarto mostró a ambos equipos erráticos, con muchas pérdidas y poca efectividad en los aros. En ese contexto, Ameghino hizo pie gracias a las conversiones de Paparini y Ferrini. Recién sobre los 2.30 pudo marcar Ramos por intermedio de Glinberg desde la línea de libres. Y cuando parecía que el “León” podía pegar el zarpazo, dos pérdidas consecutivas hicieron que el local igualara el juego en 39.

Una bomba de la “Pantera” Ferrini (siete puntos en esos minutos) puso otra vez al frente a Ameghino, pero otra pérdida (sexta del cuarto) permitió que los bonaerenses empataran en 44.

Un doble sobre la chicharra de Glinberg y un triple de Jerez Pilotti le dieron una inesperada ventaja de cinco a Ramos entrando en el último minuto, cuando Ameghino lucía algo mejor. Sin embargo, su falta de efectividad lo hacía padecer en el marcador.

Santiago Iglesias, que venía jugando muy flojo, encontró redención en los últimos 15 segundos, donde con un simple y luego una bandeja de zurda hizo que el parcial se cerrara con parda en 51.

El último juego empezó punto a punto en un clima de tensión tremenda. Ramos amenazó con escaparse en 2.30 con un triple de Morales (56-53), pero una bomba del capitán Aristimuño volvió a igualar la historia.

Cristian Verón, con robo terminado en doble, hizo que se rompiera la paridad, pero Jerez Pilotti igualó en la acción siguiente. Sin embargo, el triple del “Bujía”Bosch volvió a adelantar a Ameghino… hasta que Fidalgo contestó desde el perímetro…. Y Verón castigó desde afuera…. Y el partido era tremendo, pura adrenalina.

Andrés García pidió tiempo con el marcador 66-63 a favor de la visita, con 4.27 por jugar. Ramos necesitaba frenar el ímpetu y la puntería de un Ameghino que se ilusionaba con robar el punto en la ruta que necesitaba para poder definir de local.

Pablo Castro optó por una defensa asfixiante bien arriba para sostener la victoria, pero era un riesgo alto al contar con un equipo ya cargado en faltas.

Federico Glinberg siguió imponiendo su fortaleza física en la zona pintada, y con dos libres puso al frente a Ramos por la mínima a falta de 2.55, y un doble de Morales estiró la brecha a tres, obligando a Pablo Castro a detener el juego.

Una bomba del riojano Verón igualó entrando en el último minuto, y en una salida debajo del aro contrario, el base metió un doble tremendo para poner al “León” arriba por dos con 20 segundos por jugar.

El ataque de Ramos fue malo, y ¿quién pudo capturar el rebote?. Obviamente, Verón, que con diez segundos, que recibió falta que cambió por dos puntos.

Jerez Pilotti convirtió rápido y cortaron con falta a Grenni, que erró los dos libres, pero Iglesias tomó el rebote y recibió infracción. El entrerriano de Chajarí no falló y sentenció la historia.

Ameghino se llevó un triunfo que vale muchísimo, porque ahora tendrá la oportunidad, el viernes y el domingo, de cerrar la serie como local y conseguir el ansiado ascenso al TNA.

Síntesis:

Ramos Mejía LTC (71): Kevin Jerez Pilotti 16, Exequiel Cassinelli 4, Juan Ignacio Catalano 10, Sebastián Morales 19 y Federico Glinberg 13 (FI); Alejandro Fidalgo 8, Agustín Actis 1, Patricio Piñero y Juan Pastor. DT: Andrés García.

Ameghino de Villa María (75): Federico Grenni 3, Federico Ferrini 14, Santiago Iglesias 5, Abel Arsitimuño 8 y Luis Paparini 10 (FI); Cristian Verón 26, Marco Bosch 3, Iván Albornoz 2, Cristian Zenclussen 2 y Mateo Peralta 2. DT: Pablo Castro.

Parciales: 1c. 16-22, 2c.18-11 (34-33), 3c.17-18 (51-51), 4c. 20-24 (71-75).
Árbitros: Sergio López, Rubén Abelardo y Raúl Raggio.
Estadio: Obras Sanitarias (local Ramos).

Fabio Morisetti – Especial para Interbasquet

Anuncios