Cuarto Puesto para Argentina en el FIBA Américas U16

Foto: Prensa CABB

La Selección Argentina cayó con Puerto Rico por 78 a 67 y concluyó en el cuarto lugar del FIBA Américas U16 de Formosa. El equipo de Diego Lifschitz, que corrió siempre de atrás en el partido, luchó hasta el final, pero sintió el desgaste en el cierre y terminó cediendo. De esta manera, se despidió del certamen con un récord de dos victorias y tres derrotas.

Argentina no pudo despedirse del público de Formosa con un triunfo y cerró el torneo FIBA Américas U16 cayendo en el juego por el tercer puesto, ante Puerto Rico, por 78 a 67. Si bien el equipo ya se había clasificado al Mundial del año que viene a disputarse en Santa Fe, también es real que durante todo el certamen combatió sin conseguir una identidad de juego que lo distinguiera.

La Selección entró absolutamente displicente y lo pagó de manera inmediata (9 a 2). Luego intentó reaccionar pero con poca intensidad defensiva. La visita le metió 26 puntos en el primer cuarto, una muestra clara de su debilidad atrás. No obstante, al menos, cambió su actitud. Y con más carácter que juego se puso en partido (31 a 25, promediando el segundo chico). Fue solo un espejismo. Los boricuas mantuvieron una ridícula efectividad con el tiro externo (8-12 triples en el PT) y ante cada acercamiento o insinuación del local, respondieron con un mazazo. A eso se le sumaron las pérdidas (12 en dos cuartos), una constante del torneo, y la posterior frustración. El combo resultó letal. Por eso, la ventaja al descanso fue tan justa como dolorosa: 44 a 28 abajo.

Ya en el complemento, la actitud del equipo de Diego Lifschitz fue mucho mejor. A pesar de que la Selección siguió con problemas para encontrar dinámica en ataque, al menos compensó con esfuerzo sus limitaciones y logró ponerse a ocho (53 a 45 a falta de cinco minutos para el cierre del tercero). Pero nuevamente aparecieron las perdidas como factor, las lagunas ofensivas y Puerto Rico volvió a escaparse a 15 (60 a 45 restando 2’28’’). Pareció el final. Y lo fue. El local se desmoronó. Luchó. Hasta el segundo final. Pero el desgaste de correr siempre de atrás le pasó factura. La derrota resultó lógica. Y el cuarto puesto un saco a la medida de su rendimiento general.-

Estados Unidos repetido campeón…

Foto: Prensa CABB


Tal como se preveía, no hubo equivalencias de ningún tipo y Estados Unidos derrotó a Canadá por un contundente 111 a 60 para quedarse con la final del FIBA Américas U16 de Formosa. De esta manera ratificó su dominio absoluto en la categoría, adjudicándose el certamen por quinta vez en cinco ediciones (2009, 2011, 2013 y 2015). Abrumador.
El campeón tuvo, como durante todo el campeonato, una intensidad inigualable como para establecer rápidamente diferencias en el marcador (49 a 26 el PT), que luego supo administrar en base a su profunda rotación y reparto del goleo (seis jugadores con 11 puntos o más). Le sobraron argumentos ante la amenaza canadiense: mostró una defensa compacta y muy afilada desde el primer minuto de juego, que a la vez supo premiar con puntos fáciles de transición y un formidable trabajo de sus internos (Carey Jr., MVP del torneo, y Wiseman). En síntesis: su juego fue tan efectivo como siempre. El título jamás corrió riesgo. Y si hubo un rival que le generó alguna incomodad, ése no fue Canadá (a lo sumo Puerto Rico y durante menos de un tiempo).

German Beder
Prensa CABB

Anuncios