Córdoba terminó octava en el Argentino Femenino U17

En la última jornada del Campeonato Argentino Femenino U17, las chicas de Córdoba cayeron ante Santa Cruz por 58 a 29 en el partido por el séptimo puesto. De cualquier manera estar entre las ocho mejores del país es un gran logro de un básquet femenino cordobés que da pasos firmes y lo hace por el buen camino.

El comienzo del partido fue muy parejo. Ambos planteles probaron tiros de tres y rompieron al canasto cuando las marcaron a distancia. Por eso, a los cuatro minutos del inicio, el goleo fue parejo, 9 a 7 a favor de Santa Cruz. Sin embargo, Córdoba no se quedó atrás con robos en defensa, y aprovechó los espacios libres para contraatacar con la velocidad de Kiana Ferreyra.
Las sureñas, más despiertas en su terreno, recuperaron dos pelotas claves de la mano de Florencia Agüero y en la réplica, terminaron ampliando la diferencia a cinco. Esto derivó en un tiempo muerto de Guillermo Borgogno para refrescar un poco a sus chicas en la elaboración de juego. Sin embargo, las del sur, se mantuvieron bien en la presión en mitad de cancha. Con cuatro robos siguieron aumentando la brecha para irse al descanso 22 a 9.
Con la vara alta en defensa, las patagónicas no permitieron cortes al aro. La única opción que le dio fruto a sus rivales fue agarrarlas mal paradas en alguna contra. Un buen trabajo en defensa como en ataque. Tomaron muchos rebotes en la ofensiva, aprovecharon la desesperación de las cordobesas para apretar en la salida que terminaron en pérdidas. Luego, esa buena tarea culminó en puntos para sacar una diferencia de 15. Esto le ocasionó a Borgogno pedir minuto porque sus chicas no le encontraron la vuelta en los cinco minutos que corrieron en el tablero. Mucho no cambió la mentalidad. Continuaron con la asfixia a quien trasladó el balón y tomó tiros muy cómodos para seguir estirando la brecha, esta vez, a veinte. Sin muchas certezas atravesó Córdoba esta segunda etapa. Pases mal dados, perdidas en el control del esférico, desazón porque no lograron parar al rival. Un combo de factores para que le permitieran a su rival seguir sumando puntos para irse al medio tiempo por 41 a 18.
En el arranque del tercer cuarto Córdoba se basó en el contra ataque y lograr una inferioridad numérica en el rival. En defensa, se paró con una zona donde trató de evitar el juego Coli en el poste bajo. Esto le permitió tomar los rebotes y le complicó el juego ofensivo a las patagónicas que circularon el balón de costa a costa por fuera del perímetro. Además, salió con más claridad para encarar al aro rival. Movió la pelota dentro de la zona y tomó tiros en los costados o penetrando donde cosechó la mayoría de sus puntos en este cuarto.
Por otra parte, se plantó en la ofensiva con dos jugadoras en la llave, donde capitalizó la mayoría de los rebotes para seguir con el ataque. Esto mucho no le gustó a Olmos. Pidió minuto para organizar bien la posición de sus chicas en todo el campo de juego. La diferencia achicó a dieciocho en este trayecto. En los segundos finales, las sureñas volvieron a encestar después de mucho tiempo de sequía. Con una falta en la llave, en los libres sumaron otra vez. Siete segundos quedaron en el tablero,la posición fue de Córdoba. El técnico, pidió minuto para armar una jugada en el último suspiro, pero no lo logró. El parcial terminó en 44 a 26.
El comienzo del último cuarto fue reñido hasta que Agüero lanzó un triple en diagonal para seguir sumando. Santa Cruz comenzó a escaparse. Otra vez, la desesperación jugó en contra de Córdoba. Con desorden en defensa, erráticas en el tiro final y acumulación de faltas, logró darle la chance a las patagónicas que siguieran desplegando su juego casi sin oposición. Ni los tiros en soledad les salieron. Sin embargo, enfrente, aprovecharon cada desconcentración y desacierto para convertirlo en otra anotación. A los siete minutos de juego, Borgogno movió su banca para darle minutos a quienes no lo tuvieron. La suerte le siguió siendo esquiva. No lograron tomar con claridad los pases, perdieron en los rebotes en ambos aros y fallaron en cada intento de tiro. Esto definió la historia entre ambos equipos, las sureñas se adjudicaron el séptimo puesto al ganar por 58 a 29.

Síntesis:
Santa Cruz: Coli 13, Gómez Bull 12, Romanutti 10, Da Palma 8, Agüero 7, Poete 4, Saez 2, Torres 2, Fernández 0, Marcilla 0, Bonato 0.
Córdoba: Acosta 10, Ferreyra 6, Galfrascoli 6, Cruañez 5, Perassi 2, Mutigliengo 0, Pedrotti 0, Ponce 0, Molla 0, Mora 0, D’Andrea 0, Zuñíga 0
Árbitros: Macarena Blanc y Lucas Ruíz
Cancha: Huracán de Trelew

Por Facundo Olguín – Prensa Torneos CABB

Anuncios