“The Truth” otra leyenda en las alturas del TD Garden

Foto: Gentileza NBA

Sin dudas el plato fuerte de la noche del domingo en el TD Garden fue el homenaje a Paul Pierce y tuvimos la suerte de ser testigos presenciales del retiro de la camiseta 34 en una pancarta que contenía los siete números de camiseta de Boston Celtics ya retirados en la franquicia.

El número de leyendas previamente retiradas se revelaron de dos a medida que la pancarta se desplegaba gradualmente desde el piso de parquet. Primero, estaban los números 3 y 33: Dennis Johnson y Larry Bird. Luego, llegaron el 32 y el 35 usados por Kevin McHale y Reggie Lewis. Más abajo estaban los números 00 y 31 de Robert Parish y Cedric Maxwell.

Por último apareció el último número y la ovación de los presentes en el estadio fue enorme, allí Pierce sintió que sus emociones no podían ser contenidas. Con un saco verde a cuadros, muy contento, miraba como su número 34 se desplegaba y se elevaba hacia lo más alto del estadio, Pierce se dio cuenta de que su legado se estaba inmortalizando justo delante de sus ojos. Representaba el máximo reconocimiento que cualquier Celtics podría recibir.

Foto: Gentileza NBA

“Solo sabía que cuando abriera la pancarta mi número estaría allí, todos los años que entraba al gimnasio miraba todos los días hacia arriba, veía otros números de camiseta y también lugares vacíos. Ahora estoy allí (dijo Paul). Ahora estoy allí arriba, y eso es para siempre” agregó el MVP de las finales del 2008.

Nuestra posición no era la ideal, luego de hacer rápidamente las notas en los vestuarios reflejando la victoria de Cleveland, salimos a la altura del parquet y avanzamos hasta donde la seguridad nos frenó, era uno más de los casi 20.000 expectadores. Presenciar semejante acto, ver pasar a grandes figuras, entre algunas de ellas tuve cerca a una leyenda viviente como Robert Parish (El jefe), figura de la decada del ´80 cuando hicieron el primer BIG Three junto a Kevin McHale y Larry Bird. También vimos pasar a Rajon Rondo y Kevin Garnett, ambos campeones junto a Paul Pierce en el 2008, comandados por Doc Rivers que se paró a hablar junto enfrente de mi posición. Una constelación de estrellas que hasta este momento solo los había visto por TV o en los viejos VHF.

Miles de personas se pusieron de pie para disfrutar el momento con Pierce, incluyendo fans, empleados de Celtics, jugadores y entrenadores del presente y del pasado, además un puñado de otras leyendas del equipo de Boston que estuvieron allí para dar la bienvenida a “The Truth” a tan prestigioso lugar.

Sergio Mamondi – Enviado Especial a Boston (MA)

Anuncios