Golden State se impuso ante Houston en la final del Oeste

Foto: Warriors.com

Con Kevin Durant como la gran figura de la noche, los Warriors mostraron un juego más sólido que el rival, tuvieron mayor claridad en ataque y se quedaron con el primer punto de la serie final del Oeste en casa de los Rockets.

Era de esperarse un partido muy vertiginoso, con transiciones ofensivas más rápidas de lo habitual y lógicamente la gran batalla desde la línea de triples. Houston comenzó liderando el marcador con un parcial de 0-5 todos convertidos por James Harden; los dueños de casa aprovecharon este buen inicio para ir estirando la diferencia apostando al juego individual que planteaba “la barba”.

La reacción del conjunto visitante la aportó Kevin Durant tomando varios lanzamientos a media distancia, aunque tenía la marca encima de P.J Tucker, la diferencia de estatura y su técnica de lanzamiento se hicieron valer para que el alero mantuviera una alta efectividad.

Un momento de susto se llevó el equipo de Houston y toda la afición presente, con el marcador a su favor por 16-23, James Harden sufrió un golpe en la boca del estómago en su intento por eludir la cortina de Kevon Looney, cayendo al piso y dejando desmarcado a Klay Thompson que convirtió 3 puntos para achicar la diferencia a 3´30” del cierre del cuarto.

Harden tuvo que ser asistido y permaneció sentado varios minutos hasta recuperarse del duro golpe, que para fortuna de todos no le impidió retornar al partido en el segundo período donde la paridad del marcador se mantuvo gracias a la muy buena producción de Chris Paul quien tomó las riendas del equipo ante la larga ausencia del escolta, llegando al entretiempo igualados en 56.

A minutos de iniciado el tercer cuarto, el conjunto texano tuvo una baja sensible en el costado defensivo, Trevor Ariza cometió su falta número 5 teniendo que ser reemplazado de inmediato, algo que supieron aprovechar muy bien los dirigidos por Steve Kerr para comenzar a establecer una buena diferencia en el marcador. A 2´20” para finalizar el cuarto, los Warriors disfrutaban de una ventaja de 13 puntos (85-72) que les permitió controlar mejor los tiempos de juego.

Golden State logró mantener la diferencia en el marcador durante el último período, con buenas defensas sobre los tiradores rivales, sumado al aporte en ataque de Durant, Thompson y Curry; el conjunto visitante se hizo con una importante victoria por 119-106 y le arrebató la localía a Houston Rockets.

La gran figura de la noche fue Kevin Durant con 37 puntos (3/6 en triples) en 40 minutos. Thompson lo escoltó con 28 unidades (6/15 en triples) y Stephen Curry sumó 18 tantos, 6 rebotes, 8 asistencias, 2 recuperos, 1 tapa en 35 minutos.

James Harden finalizó como el máximo anotador del partido con 41 puntos (5/9 en triples), convirtiéndose en el primer jugador en la historia de los playoffs en convertir 40 o más en el partido inaugural de cada ronda en una misma postemporada (44pts a Minnesota y 41pts a Utah). Completó su planilla con 4 rebotes y 7 asistencias; acompañado por “CP3” quien finalizó con 23 unidades y 11 asistencias.

El segundo partido se disputará el miércoles 16 también en el Toyota Center de Houston.

Lo mejor del duelo entre Durant y Harden:

Esteban Abed – Interbasquet

Anuncios