Boston puso la serie en jaque

Foto: Celtics.com

Los Celtics una vez más hicieron pesar la localía, la defensa fue creciendo con el correr de los minutos y las jóvenes promesas que hoy son una realidad se pusieron el equipo al hombro en ataque para derrotar a los Cavaliers.

El encuentro comenzó favorable para la visita. Kevin Love comandó la ofensiva anotando 8 puntos (2/2 en 3P y 1/2 en dobles) para tomar la delantera 11-9 transcurridos 4 minutos de partido. De inmediato comenzaron a aparecer las figuras de los Celtics para revertir el marcador, ajustaron la defensa produciendo varias pérdidas de balón a los rivales, las ayudas llegaron a tiempo para impedir lanzamientos externos cómodos; en ataque el juego de pases para encontrar tiradores libres, sumadas a las individualidades de Jayson Tatum (9pts) y Jaylen Brown (6pts), los dueños de casa establecieron un parcial de 8-23 que los dejó arriba en el marcador por 19-32, destacándose la puntería en triples convirtiendo 6 sobre 13 intentos.

Boston estiró la ventaja a 17 (19-36) en los primeros minutos del segundo cuarto y el buen momento del equipo se cortó por culpa de Marcus Morris en defensa a 10’47”. El alero de los Celtics, luego de impedir un alley oop, sin necesidad tuvo una agresión verbal para con Larry Nance Jr, jugador a quien tapó Morris y cayó fuera del campo de juego. Nance se reincorporó con mucha euforia empujando a Marcus, para peor el jugador de Boston respondió con un arañazo en el hombro izquierdo de Nance y Terry Rozier que no tenía nada que hacer en el tumulto también empujo al alero de los Cavs. Una vez separados los responsables de las agresiones, la terna arbitral mediante la de video, sancionaron con falta técnica a los tres jugadores que participaron del pleito.

El partido se reanudó luego de varios minutos, con un parcial de 9-0 Cleveland redujo la desventaja (28-36) y Brad Stevens pidió tiempo muerto para hablarle a sus dirigidos. Los Celtics retomaron el control del balón, se pusieron firmes en defensa y a partir de allí se adueñaron del tanteador.

En la segunda mitad Boston continuó con el buen trabajo defensivo, ocasionándole más pérdidas a Cleveland, de a poco fue alejándose en el marcador hasta alcanzar una diferencia máxima de 21 puntos (62-83) a 10’ de finalizar el último período. La visita marcó 9 puntos seguidos para acortar la distancia (71-83) pero no lograron inquietar al conjunto de Massachusetts que cortó la racha de los Cavs con un alley oop de Rozier a Al Horford (71-85 a 5’41”). Boston comenzó a trabajar posesiones más largas para consumir tiempo en el reloj y de esta manera alcanzó la victoria.

El marcador final fue 83-96 donde la gran figura del encuentro fue Jayson Tatum con 24 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias, 4 recuperos, 2 tapas; Tatum estableció un nuevo récord para la liga, con 20 años y 81 días se convirtió en el jugador más joven en la historia en anotar 20 puntos o más en un partido de las finales de la NBA.

Escoltaron al alero: Jaylen Brown sumó 17 unidades; Al Horford alcanzó el doble-doble con 15 tantos y 12 rebotes; Marcus Morris y Marcus Smart aportaron 13 unidades cada uno.

LeBron James fue el goleador del partido con 26 puntos y completó la doble decena con 10 rebotes. Kevin Love lo acompañó con 14 unidades y 7 tableros.

Boston comanda la serie 3-2 e intentará quedarse con el título de la conferencia el Viernes 25, cuando se juegue el sexto partido en el Quicken Loans Arena de Cleveland.

Esto dejó el candidato al novato del año en el quinto partido:

Esteban Abed – Interbasquet

Anuncios