Ameghino se refuerza con el gigante boliviano Raúl Salvatierra

Foto: Prensa Ameghino

La sexta ficha mayor de Ameghino para la próxima Liga Argentina nació en la ciudad de Guayaramerín, Bolivia. Raúl Salvatierra se convirtió en refuerzo del León y llega para sumarle centímetros en la pintura al equipo que conduce Pablo Castro.

Con 2,02 metros de altura y 27 años (nació el 15 de julio de 1991), el pivot cuenta con una interesante experiencia, tanto a nivel clubes como en su selección nacional pero, sobre todo, con una particular historia personal.

La temporada pasada defendió los colores del Club Atlético Caza y Pesca de Buenos Aires, disputando el Torneo Federal con promedios de 15 puntos, 13 rebotes y 2 tapones por partido. En ese club jugó seis años, no consecutivos, ya que tuvo también un paso por Gimnasia y Esgrima de La Plata en el TNA, hoy Liga Argentina. Sus inicios, en su país natal, fueron en el club Junior-Udabol, donde practicó este deporte durante 2 años antes de llegar a Argentina, a los 19, por una invitación de la institución de Don Torcuato.

Con la selección boliviana participó en el 2009 en un campeonato bolivariano juvenil, en 2014 fue parte de los juegos Odesur en Chile, con la selección Mayor, y en el 2016 defendió la camiseta de su país en el mismo torneo que se jugó en Venezuela.

Sobre su llegada a Ameghino, Salvatierra contó que se dio por medio de su representante, y afirmó que viene siguiendo la Liga Argentina. Además, “un compañero en Ramos Mejía (está disputando el torneo metropolitano) me habló muy bien del club, y me gustó la idea de jugar ahí y desarrollarme aún más como jugador”.

“Sé que tienen una buena organización y trabajan con objetivos muy claros”, apuntó sobre el León y adelantó que “la categoría es muy fuerte y espero dar lo mejor en cada partido, dentro y fuera de la cancha”. Sobre el aporte que puede hacer al equipo, describió: “Me gusta ir al rebote, tomo tiros de media distancia y defiendo”.

Con Salvatierra, Ameghino completa de esta forma el cupo para fichas mayores. Se suma a Mateo Gaynor, “Manu” García, Abel Aristimuño, Juan Abeiro y Sergio Rupil, además de los U23 Cristian Zenclussen y Estéfano Simondi.

Inicios y una enfermedad que le cambió la vida

Desde los 13 años Raúl comenzó a sufrir una enfermedad llamada acromegalia, o más comúnmente conocida como “gigantismo”. A los 14, tuvo que irse por un tiempo a Santa Cruz de la Sierra, y al volver a su ciudad natal le pidió ayuda a un compañero para ponerse al día con la escuela.

“Empecé a jugar al básquet gracias a él, que me dijo que me daría sus cuadernos después de los entrenamientos que tenía, que eran de noche. Entonces fui con él, su profe me vio y me pregunto si jugaba al basquet, ya que se asombró porque en ese momento tenía 14 años y medía 2 metros por la enfermedad que tenía”, narró el pivot. “Le respondí que no jugaba y me dijo que me enseñaría; acepte y desde ese momento empecé a jugar al básquet”, recordó.

Sobre su enfermedad, tras un año de padecerla, rememoró que “me operaron en Brasil, y en ese momento lo denominaron como un caso científico, porque la operación en su momento valía 250 mil dólares”. “Me operaron y no crecí más desde ese entonces, así que ahora mide 2,02 metros”, cerró.

Prensa Ameghino

Anuncios