La racha del Halcón se extendió ante Ameghino

San Isidro de San Francisco logró un buen triunfo ante un Ameghino que no logra levantar cabeza. Gracias a una muy buena noche de Juan Ignacio Rodríguez Suppi (20 puntos, seis asistencias), los de Sebastián Torre cosecharon su cuarta victoria en serie superando 83 a 71 al conjunto de Pablo Castro.

Foto: Prensa San Isidro

El local empezó mucho más sólido, y con dos triples de Haag se fue adelante 12-2 en apenas tres minutos. El americano Cambronne se tornaba imparable cuando se posteaba y resolvía el uno contra uno.

Sobre mitad del cuarto, el trámite se tornó sumamente desprolijo, con continuas pérdidas por ambos lados. Así y todo, Ameghino empezó a hacer pie gracias a una interesante ráfaga de Duval, que con cinco puntos consecutivos acercó a los suyos a cuatro (14-18) con dos minutos de resto.

Fue bueno también lo del capitán Abel Aristimuño, que aportó goleo y presencia en ambos aros, sosteniendo a los de Pablo Castro, que se fueron al primer receso 21-18 abajo.

La característica principal del segundo cuarto fue que Ameghino estuvo 4.20 sin convertir, hasta que Abeiro pudo romper la sequía. Pero, en el aro contrario, las cosas no iban mejor, al punto que San Isidro apenas marcó dos puntos. De más está decir que el juego se tornó muy pobre, con errores, tiros incómodos y malas decisiones en ambos conjuntos.

Cuando se normalizó el goleo, Ameghino igualó con un triple de Rupil, y un dos más uno de Aristimuño le dio la delantera con 4.24 por jugar.

Un técnico a la banca visitante hizo que los “diablos rojos” recuperaran el liderazgo (31-29), y desde allí ya mantendrían la ventaja, que finalmente fue de cinco gracias a un acierto externo de Ludueña a falta de cuatro segundos para el descanso largo.

Ameghino no era menos que su rival, pero se iba 36-31 abajo por no haber logrado un buen cierre del primer tiempo.

San Isidro volvió a arrancar mejor, y con un triple de Ludueña se fue nueve arriba (40-31), aprovechando que otra vez los de Villa María estuvieron más de dos minutos sin anotar.

Tres pérdidas consecutivas del “León” motivaron el pedido de tiempo muerto de Pablo Castro en 4.35, lapso en que su equipo apenas había anotado cuatro puntos.

A la vuelta un triple de Haag y dos libres de Rodríguez Suppi establecieron la máxima en 13: 60-47, sacando provecho del escaso aporte en aro ajeno de Ameghino (5/15 en libres, 4/16 en triples).

Con una defensa muy blanda y sin puntería en ataque, a la visita todo se le hacía cuesta arriba ante un elenco que no hacía nada del otro mundo, pero que era más certero en todos los rubros.

De allí en más, el reloj corrió siempre con distancia de dos dígitos hasta que desde la línea, Rodríguez Suppi selló el 57-47 con que se fueron a descansar por última vez.

Un triple de Sciutto más un doble de Haag y una antideportiva de Beigier que terminó en gol de Sánchez alejaron en el marcador a los locales, que sacaron 15 (64-49) en poco más de dos minutos.

Mateo Gaynor acertó desde el perímetro, y Ameghino tuvo dos ataques para seguir reduciendo, pero no estuvo fino . De cualquier forma, con el corazón de Aristimuño, el “León” se puso a ocho con medio cuarto por jugar, por lo que Sebastián Torre debió detener el juego.

La remontada siguió con un doble de García, y un dos más uno de Gaynor dejó la distancia en una sola posesión. Una nueva antideportiva, esta vez al base Ludueña, permitió que Rupil, desde la línea, pusiera diferencia mínima con cuatro minutos de resto.

Y cuando las papas quemaban para San Isidro, volvió a aparecer la jerarquía de Rodríguez Suppi, que con una bomba dio oxígeno al local.

Ameghino no se daba por vencido, pero un nuevo bombazo de Corzo fue un balde de agua fría para las aspiraciones de la visita, porque puso las cosas 76-69 con 1.23 en el reloj. Y si había alguna esperanza, otro enorme triple de Rodríguez Suppi sentenció la historia entrando en el último minuto.

El “León” cosechó una nueva derrota en la ruta, y hoy irá por la revancha ante Tiro Federal en Morteros, para tratar de revertir un presente demasiado flojo, lejos de lo que se esperaba a priori para el inicio de temporada.

Síntesis:

San Isidro (83): Santiago Ludueña 7, Juan Rodríguez Suppi 20, Rodrigo Haag 14, Rodrigo Sánchez 14 y James Cambronne 14 (FI); Mauricio Corzo 5, Santiago González 2, Germán Sciutto 6, Hans Feder Ponce 1, Agustín Vergara, Federico Zezular y Bruno Pérez. DT: Sebastián Torre.

Ameghino (71): Manuel García 8, Mateo Gaynor 15, Abel Aristimuño 14, Sergio Rupil 8 y Juan Abeiro 14 (FI); Estéfano Simondi 2, Andrés Duval 8, Mateo Peralta, Sebastián Cuevas, Álvaro Caraffa y Mateo Beigier 2. DT: Pablo Castro.

Parciales: 21-18, 15-13 (36-31), 21-16 (57-47) y 26-24 (83-71)
Árbitros: Jorge Chávez – Georgina Larrosa – Danilo Molina
Estadio: Severo Robledo (San Francisco)

Fabio Morisetti – Especial para Interbasquet

Anuncios