Golden State lo hizo de nuevo

Tal cual sucedió en el juego 2, Warriors vinieron desde abajo, revirtieron un amplio déficit en la tercera manga para luego superar a Blazers 110-99 y quedar a 1 triunfo de avanzar a la final de la NBA.

Mucho hablamos y nos maravillamos en la manera con la que Golden State liquidaba partidos en el tercer período durante casi toda la pasada temporada regular y postemporada. Algo similar sucede en la actual campaña, pero en vez de conseguir una abultada diferencia en el tanteador, en los últimos juegos de playoffs su estilo y táctica le han permitido revertir grandes desventajas, tomar el control durante la segunda mitad para luego encaminarse a la victoria.

El tercer punto de la final de Conferencia Oeste tuvo su desenlace en el Moda Center de Portland, con los dueños de casa adueñándose de marcador en los dos primeros cuartos. Terry Stotts buscó la manera de darle un giro a su plan de juego, sabiendo que los Warriors le negarían el tiro de tres puntos, aumentó las ofensivas a corta y media distancia, causándole mucho daño a su rival cerca del aro.

La disminución física de Enes Kanter un poco debido a está respetando el tradicional mes del Ramadán, donde los musulmanes pasan 12 horas sin comer ni beber agua desde el alba hasta la puesta del Sol; además viene acarreando una lesión en su hombro izquierdo originada durante la semifinal ante Denver Nuggets, lo que ha limitado aún más sus minutos en cancha y rendimiento. Ante esta notable merma, Stotts le dio la oportunidad de iniciar por primera vez en los playoffs a Meyers Leonard y el pívot de 27 años hizo valer cada minuto en cancha.

Sus 2 metros y 16 centímetros de estatura se hicieron sentir en el costado ofensivo, atacando el aro con mucha agresividad, además de que incorporó a su arsenal el lanzamiento detrás de la media luna, obligando a sus defensores a tomarlo lejos de la zona, generando espacios para que el resto de sus compañeros cortaran hacia el cesto y así conseguir puntos en la pintura.

C.J. McCollum y Damian Lillard como siempre aportaron con sus tiros de media y larga distancia. La baja producción defensiva de Golden State durante el segundo período le permitió a Trail Blazers alcanzar una ventaja de 18 unidades (42-60) a 2’28” del entretiempo. Los Warriors sin perder la calma se mantuvieron al acecho, Draymond Green se cargó con la ofensiva en los minutos restantes, encestando 6 puntos casi de manera consecutiva incluida una flotadora sobre la chicharra para irse a los vestuarios perdiendo 53-66.

El ajuste defensivo realizado en el tercer período por parte de los Warriors fue clave para doblegar a los Blazers, permitiéndoles apenas 13 puntos en este tramo del partido. En ataque elevaron la producción detrás de la media luna, la agresividad con la que Green atacó el canasto contagió al resto de sus compañeros que entendieron dónde estaban las falencias del rival. Comenzaron a rotar con mayor velocidad la pelota, impidiendo que la defensa de Portland se pudiera estacionar, esto sirvió para abrir la cancha e intensificar los cortes hacia el aro.

Crecidos en confianza, liderados por Green en ambos costados de la cancha, Golden State logró revertir el marcador a falta de 43.8 segundos para el cierre del tercer cuarto, con una asistencia de Draymond a Stephen Curry, quien encestó un triple desde el codo superior de la cancha, tras una excelente cortina de Kevon Looney, dejando el tanteador 80-79.

Los 12 minutos restantes fue un monólogo de los Warriors, dominando en ambos costados de la cancha, sin darle oportunidad a Portland de una posible remontada, neutralizando a sus principales figuras en defensa, con un encendido Stephen Curry en el tramo final y la gran labor de Draymond Green haciendo de todo para que su equipo se quedara con la victoria por 110-99, dejando la serie 3-0 a su favor con la posibilidad de avanzar a la final de la NBA si consiguen el triunfo el día de mañana.

Titulares de Golden State: S. Curry 36 puntos (11/26 TC, 6/16 3P, 8/9 TL), 6 rebotes, 3 asistencias; D. Green 20 unidades (6/12 TC, 8/9 TL), 13 tableros, 12 asistencias, 4 robos, 1 tapa; Klay Thompson 19 tantos (8/20 TC, 1/5 3P, 2/3 TL), 5 rebotes, 5 asistencias, 2 recuperos, 2 bloqueos; Andre Iguodala 2 puntos, 5 rebotes; Damian Jones en los 3’17” que estuvo en cancha cometió 3 faltas personales, lo que le significó no regresar al campo de juego. Reservas: K. Looney (8pts, 3reb); Jordan Bell (6pts, 2reb, 2as); Shaun Livingston (6pts, 1as, 1rec); Quinn Cook (6pts); Alfonzo McKinnie (5pts, 9reb, 1rec); Jonas Jerebko (2pts, 3reb); Andrew Bogut (2reb).

Escuadra inicial de Portland: C.J. McCollum 23 puntos (7/20 TC, 2/10 3P, 7/12 TL), 5 asistencias, 2 robos; D. Lillard 19 unidades (5/18 TC, 3/9 3P, 6/8 TL), 6 rebotes, 6 asistencias, 2 recuperos; M. Leonard 16 tantos (6/12 TC, 3/7 3P, 1/1 TL), 4 asistencias; Maurice Harkless 6 puntos, 2 robos, 2 tapas; Al-Farouq Aminu 2 unidades, 7 tableros. Suplentes: Evan Turner (12pts, 3reb); E. Kanter (7pts, 5reb); Zach Collins (6pts, 8reb); Seth Curry (5pts, 3reb, 1rec); Rodney Hood (3pts, 1rec).

Parciales: 1C. 27-29; 2C. 26-37 (53-66); 3C. 29-13 (82-79); 4C. 28-20 (110-99).

Lo más destacado de la gran actuación de Green en el tercer punto:

Una preocupación creció en el plantel de los Warriors, Iguodala se resintió de una molestia en su pantorrilla izquierda, lo que lo marginó de jugar el último cuarto del partido y habrá que esperar los resultados médicos para determinar si le darán reposo o podrá ver acción el día de mañana.

Esta noche Toronto Raptors buscará reducir la desventaja de 0-2 cuando reciba a Milwaukee Bucks por el tercer punto de la final del Este.

Esteban Abed – Interbasquet
@estebanabed – Twitter
@estebanabedyazbek – Instagram

Anuncios