Los Arbitros festejan su día

Foto: Archivo Facebook

El 12 de Marzo de 1976 nace institucionalmente mediante su fundación lo que hoy conocemos con el nombre de Asociación Argentina de Árbitros de Básquetbol con personería jurídica y como una organización sin fines de lucro. Pero todo arrancó en 1963 donde en una comida en el Club Barracas Júnior deciden declarar el “Día del Árbitro de Básquetbol”.

En esa primera Asamblea, realizada en la sede de la Federación Regional de Capital Federal, fue electo Carlos Presas como primer Presidente, su gestión si bien persiguió ser una asociación que representara a todos los árbitros del país quedó en una mera ilusión, porque en definitiva esa asociación sólo terminó representando a los árbitros de Capital Federal.

Ortiz – Flores – Sueldo. Foto: Archivo Interbasquet


La realidad en el interior del país mostraba la escasez de organizaciones arbitrales, salvo excepciones como el Colegio de Árbitros de Mendoza. Un acta de compromiso firmada bajo la presidencia del Sr. Jorge Rubinsztein junto a la inclusión de árbitros del interior del país, motivo la formación de filiales en cada rincón del territorio, con el compromiso de que cada árbitro se asociara a una filial y esta a su vez sea parte de la Asociación Argentina. Así llegamos al día de hoy con la existencia de 34 filiales y más de 600 socios.

La función especifica de estas filiales es dar alojamiento tanto a los árbitros que eventualmente dirijan en esas ciudades o que estén de paso hacia otros lugares; estos espacios se instituyen como centros de estudio con material didáctico, videos y sala de reuniones que posibilitan a los árbitros del lugar recibir clases con una periodicidad semanal, como también abrir cursos para nuevos árbitros.

Uno de los más destacados logros de la Asociación Argentina de Árbitros fue la creación de la Escuela Argentina de Árbitros, fechada en octubre de 1997. Esto implicó un alto esfuerzo para convencer a las autoridades de la CABB de la importancia y necesidad de esta institución educativa. La EAAB tuvo un principal objetivo que fue darle forma al proceso de instrucción de los árbitros en todo el territorio, porque hasta ese momento muchos árbitros del interior no tenían acceso a la actualización de reglas, cuando a la vez tenían exigencias en la competencia que requerían de un rápido acceso a nuevos conocimientos.

Aquellos precursores del arbitraje argentino se reunieron en una expresión de deseo por el amor que tenían por su profesión y la misma quedó plasmada en una pequeña servilleta, cual acta constitutiva de un gran acto dejaron plasmada en ella la fecha y el año.-

Como todos los años, vaya desde nuestro medio el saludo a todos los arbitros de los distintos estamentos del basquet local, provincial y nacional y que integran la Asociación Argentina de Arbitros Filial Córdoba en este dia y el agradecimiento por su permanente predisposición para facilitar nuestra tarea profesional.-

Redacción Interbasquet

Anuncios