“Como me dijo mi papá, siempre hay que querer más sin ser codicioso…”

Mucha emoción de Giannis Antetokounmpo al recibir el galardón al MVP de la temporada regular, además su entrenador en jefe Mike Budenholzer fue escogido como el entrenador del año y Luka Doncic ganó el premio al novato del año.

El Barker Hangar (Santa Mónica, California), fue sede de la noche de gala de la NBA, en una jornada repleta de emociones donde se entregaron los premios a los jugadores y entrenadores que se destacaron dentro y fuera de las canchas durante la última temporada; además de entregar menciones especiales a leyendas del básquet, destacar al ejecutivo del año y la entrega del premio Sager Strong.

Una temporada con muchos extranjeros sobresaliendo a nivel grupal e individual, partiendo por los recientes campeones de la NBA, Toronto Raptors siendo la primera vez que un equipo fuera de los Estados Unidos se corona campeón de la mejor liga del mundo.

Lógico que el momento más esperado es el de conocer al jugador más valioso de la temporada regular y muy merecido lo tuvo el jugador griego. Líder de su equipo en ambos costados de la cancha, Giannis promedió 27.7 puntos por encuentro, 57.8% en tiros de campo, 12.5 rebotes, 5.9 asistencias, 1.3 robos y 1.5 tapas, le ganó la pulseada a James Harden (Rockets) y Paul George (Thunder).

“The Greek Freak” no pudo contener las lágrimas y la emoción tras recibir el premio de manos del comisionado Adam Silver.

Aquí la traducción del discurso completo de Giannis:

“Estoy nervioso… Antes que nada, quiero agradecerle a Dios por bendecirme con este fantástico talento. No estaría en esta posición… Quiero agradecerle a Dios por ponerme en esta fantástica posición. Todo lo que hago lo hago por él. Quiero agradecerle a Dios.

Quiero agradecerle a mi equipo, a mis compañeros, se necesita más de una persona para ganar 60 partidos. Cada vez que entro al vestuario, veo a mis compañeros listos para pelear, listos para ir a la guerra conmigo. Dan el 100% en cada partido.

Quiero agradecerle al staff de entrenadores por enseñarlos, por empujarnos a mejorar, por creer en nosotros todos los días, por enseñarnos qué se necesita para ganar.

Quiero agradecerle a la gerencia, a los dueños, por creer en mí. Quiero agradecerle a ambos por creer en mí cuando tenía 18 años, me permitieron liderar a este equipo y confiaron en mí. Quiero agradecerle a la ciudad de Milwaukee, por apoyarnos a mí, a mi equipo y a mí familia.

Quiero agradecerle a mi papá, que obviamente como saben no está aquí conmigo. Hace dos años, me metí en la cabeza ser el mejor de la liga, que haría todo lo posible para que mi equipo gane. Todo lo que hice en la cancha fue pensando en mi papá, eso me motivó y me empujó a jugar cada vez más fuerte, seguir adelante pese a los dolores, aunque no estuviera preparado para jugar, siempre me presentaría a jugar.

Quiero agradecerle a mis hermanos, lo saben, los amo. Los amo chicos, son mis modelos. Los miro y agradezco todo lo que hacen por mí.

Quiero agradecerle a mi fantástica madre, mi fantástica madre. Ella es mi héroe. Siempre se ha dedicado a nosotros, ella ha visto el futuro que teníamos. Siempre creyó en nosotros, siempre estuvo ahí para nosotros. Eres mi verdadera heroína.

También quiero agradecerle a mi agente, ellos creyeron en mí, me motivaron. Gracias por mantenerme en el camino.

Al final del día, esto solo es el comienzo. Mi objetivo es ganar un campeonato. Como me dijo mi papá, siempre hay que querer más sin ser codicioso. Mi objetivo es ganar un campeonato y haremos todo lo posible para conseguirlo. Muchas gracias”.

Estas fueron el resto de las ternas y sus ganadores:

  • Novato del Año: Luka Doncic (Mavericks). El esloveno que promedió 21.2 puntos por partido, 7.8 rebotes, 6 asistencias, compitió con Trae Young (Hawks) y Deandre Ayton (Suns).
  • Jugador Defensivo: Rudy Gobert (Jazz). Por segundo año consecutivo el pívot francés se hizo acreedor del trofeo promediando 12.9 rebotes, 2.3 tapas y 0.8 robos por encuentro. Rudy compartió la terna con Paul George (Thunder) y Giannis Antetokounmpo (Bucks).
  • Sexto Hombre: Lou Williams (Clippers). Esta es la tercera vez que “Sweet Lou” gana el premio, segundo en fila. El escolta de LA, promedió 19.9 puntos por encuentro, 5.4 asistencias y 0.8 recuperos; además es el segundo jugador en conseguirlo en 3 oportunidades, el primero fue Jamal Crawford. También integraron la terna Montrezl Harrell (Clippers) y Domantas Sabonis (Pacers).
  • Jugador de Mayor Progreso: Pascal Siakam (Raptors). El ala-pívot camerunés tuvo una actuación valiosísima para mantener a Toronto en las primeras posiciones de la temporada, promediando 16.9 puntos, 54.9% en tiros de campo, 36.9% en triples, 6.9 rebotes, 3.1 asistencias, 0.9 robos y 0.6 bloqueos por partido. Los otros dos jugadores que compitieron en este rubro fueron De’Aaron Fox (Kings) y D’Angelo Russell (Nets).
  • Entrenador del Año: Mike Budenholzer (Bucks). Dirigiendo al equipo con mejor registro de la temporada alcanzando las 60 victorias y 22 derrotas con una efectividad del 73%. La terna la completaron Michael Malone (Nuggets) y Doc Rivers (Clippers).
  • Mejor compañero de equipo y premio a la caballerosidad deportiva: Mike Conley (Grizzlies). El base de Memphis se quedó con ambos trofeos, un ejemplo de persona tanto para sus compañeros de equipo como para sus rivales, mostrando mucho respecto dentro y fuera de la cancha, en una liga donde muchas veces los egos y el individualismo predominan por sobre los intereses del equipo.
  • NBA Cares Community Assist: Bradley Beal (Wizards). El compromiso de Beal con la comunidad de Washington y alrededores le significó ser reconocido con este premio.
  • Ejecutivo de la temporada: Jon Horst (Bucks). Pieza clave para que la franquicia llegara a lo más alto de la temporada regular, influyendo en las negociaciones que permitieron tener un plantel sumamente competitivo.
  • El momento del año: Derrick Rose (Timberwolves). Uno de los premios votados por la gente y merecidísimo reconocimiento para quien fuera MVP de la liga en 2011 con los Chicago Bulls y que después tuvo un enorme declive debido a las reiteradas lesiones en sus piernas. El base resurgió con una memorable actuación ante Utah Jazz el 31 de Octubre de 2018 anotando 50 puntos, máxima de su carrera profesional, incluyendo una tapa a Dante Exum para impedir que sus rivales forzaran la prórroga y ganar el partido por 125-128.
  • Premio a la Trayectoria: Larry Bird (Celtics) y Magic Johnson (Lakers). Las dos leyendas e integrantes del salón de la fama de la NBA, que brillaron en los 80 brindando unas batallas sin igual entre las dos franquicias más ganadoras de la historia de la NBA compartieron este premio.
  • Sager Strong: Robin Roberts. Por 15 años fue presentadora de ESPN y desde 2012 hasta hoy forma parte del programa “Good Morning America” emitido por la cadena ABC. Tras superar un temprano cáncer de mama en 2008, durante 2012 a Roberts le diagnosticaron Síndrome Mielodisplásico, una enfermedad de la médula ósea, teniendo que dejar la televisión para poder recibir el trasplante en octubre del mismo año. El 20 de febrero de 2013 regresó a GMA. Robin es un ejemplo de perseverancia y superación constante.
  • Hustle Award: Marcus Smart (Celtics). El escolta de Boston se quedó con este particular galardón que hace referencia a su desempeño y entrega en cada jugada para su equipo.

Fuentes: NBA.com / NBA.com.ar

Esteban Abed – Interbasquet
@estebanabed – Twitter
@estebanabedyazbek – Instagram

Anuncios