Pablo Castro analizó el recorrido de Ameghino hasta hoy

El entrenador del equipo villamariense, habló sobre el recorrido que hizo su equipo a lo largo de esta temporada de Liga Argentina, los objetivos y los trabajos que se vienen realizando en cuarentena.

Foto: Archivo Prensa Ameghino

Ameghino es uno de los equipos de sobria regularidad en lo que va de la actual temporada de la Liga Argentina. Hasta la postergación del torneo, el equipo cordobés marchaba en el 7° escalón de la Conferencia Norte con un balance de nueve victorias en dieciocho presentaciones (récord 9-9), situándose en una posición expectante dentro de la tabla.

El proyecto ha estado dando buenos frutos, porque una de las apuestas de Ameghino era potenciar al grupo de jóvenes que venía de las divisiones formativas. El club trabaja desde hace un tiempo con todos estos jugadores, los que hoy pueden aparecer como relevos del primer equipo pero que tienen valor agregado por ser productos genuinos de la institución.

Hablamos de chicos como Mateo Beigier, los hermanos Jeremías y Juan Cruz Frontera, Alan De La Rúa, Álvaro Caraffa, Julián Lorca, Bautista Ott, entre otros chicos que van ganándose minutos paulatinamente, y lo hacen dentro de un equipo que aún así no pierde su objetivo ambicioso de siempre ir por la gloria máxima, buscando llegar a lo más alto, de la mano de referente como Abel Aristimuño o Juan Abeiro más otras figuras que sumaron para esta liga como Alejandro Alloatti, Lautaro Fraga o Matías Martínez.

Al mando de todos ellos está Pablo Castro. El entrenador lleva una década en Ameghino por lo cual conoce a la perfección los pasillos del club y todo el esfuerzo que hay a diario en todas sus divisiones, donde él no queda exento a través de su incansable tarea y coordinando todos los trabajos que se hacen. Sobre esto y el rendimiento de sus dirigidos en lo que va de la 2019/20, el técnico hizo un pequeño análisis a continuación.

– ¿Cómo ves el camino que han recorrido hasta ahora dentro la temporada?
. Estamos conformes, cumplimos con el primer objetivo que tenía el club que era tratar de insertar un grupo de juveniles que ya venían trabajando desde hace un tiempo en las divisiones formativas y por eso conformamos un plantel con seis U19, y creo que pudimos lograr eso. Tal vez nos hubiera gustado en darles en algunos minutos más de protagonismo pero también tratamos y estamos buscando de llegar lo más arriba posible dentro de la tabla. Estamos y estábamos un poco ilusionados con tener un posición un poquito más arriba en la tabla, creemos que tenemos equipo como para lograrlo y que hubo partidos en los que hemos jugado muy bien y podemos aspirar o tener la misión de estar algunos escalones más arriba.

– ¿Ese es el objetivo cuando llegue el reinicio del torneo?
. Sí. Cuando retorne la Liga que Dios quiera que sea pronto a partir de que se resuelva la situación que vivimos todos con el Coronavirus y retomemos la normalidad, con la menor cantidad de daño posible tanto en la parte de la salud como la económica, cuando se retome la actividad trataremos de subir algún escalón en la tabla o vamos a mantener esa ilusión de apuntar ahí. Tratamos de ser ambiciosos siempre, no podemos dejar de pensar de esta forma y tratar de exigirnos por ese lado.

– Vimos cómo hacen trabajos online desde sus casas. ¿Cómo fueron trazando ese plan?
. Nosotros comenzamos con una rutina que la elaboró el preparador físico para con los jugadores, para mantener el estado físico, pensando en un principio que íbamos a retornar en 15 días al trabajo, y planificamos la vuelta a partir de eso. Hicimos un par de tentativas sobre cómo serían los trabajos si teníamos que volver en una semana más, en dos, en tres… todo eso ya lo hemos planificado y ahora estamos a la expectativa de cómo se resuelve toda esta situación. No sabemos cuánto más se puede extender todo esto que está pasando, entonces tomamos la decisión de no dejarlo como un trabajo obligatorio para los jugadores. Es una situación atípica en un momento atípico, entonces lo pensamos de esa forma, por eso hay nuevas actividades que las estamos haciendo más de forma optativa, sugiriéndole que trabajen sumándose a todo lo que está planificado para las divisiones inferiores donde estamos trabajando a veces uno o dos turnos.

– Veo que también todos los profesionales del club, tanto los preparadores como el kinesiólogo o la nutricionista también se sumaron a esta modalidad de estar en plena labor y contacto.
. Así es. Estamos con trabajos de prevención con el kinesiólogo; con trabajos con los preparadores físicos que están con actividades en conjunto en categoría superior con las inferiores; la nutricionista está haciendo clases prácticas de alimentación saludable y los chicos están trabajando con eso; más los trabajos propios de básquet en los que intervenimos todos los entrenadores, desde mosquitos, pulgitas hasta la Liga, cada uno obviamente con la categoría la cual trabaja. Dentro de todo ese trabajo mayor aporte de corrección hay porque las clases las están guiando Facundo Murias y Ramiro Ortíz que es el profe de los chicos de inferiores. Hoy en día mi trabajo un poco es supervisar todo eso, coordinar, tratar de planificar y aprovechar estos días de encierro para seguir estudiando, tratar de ver cosas nuevas, darle un poco de valor a otros aspectos.

Fuente: Prensa AdC