Cinco años de la «Gloriosa» hazaña en el Hector Etchart

El 8 de mayo de 2015, con el corazón en la mano, cada hincha presente en el Etchart o alentando desde la Córdoba gloriosa, saltaba desbordante de alegría al escuchar la chicharra final. La victoria era nuestra, y ese triunfo, ese agónico triunfo 88-87, no era uno cualquiera, era el premio para un equipo que lo había hecho todo bien.

Foto: Archivo Prensa Instituto

Esa conquista devolvía a Instituto a la Liga Nacional de Básquetbol luego de 29 años. El albirrojo barrió la serie por 3-0 en semifinales del TNA (en el Sandrín ya había cosechado dos triunfos por 65-60 y 82-58) y se adueñó de la llave que lo depositaba directamente en la máxima categoría del básquet de nuestro país.

Instituto se quedaba con el sueño hecho realidad. Unos locos se habían animado a soñarlo y ese 8 de mayo, luego de años de trabajo serio y responsable, por fin se materializaba. La Gloria regresó a la Liga Nacional, con una puesta en escena inmejorable: en una de las canchas más emblemáticas de la historia del básquetbol argentino y con una avalancha de triunfos (14 seguidos, 11 de ellos en play off) que no podían tener otro premio que el ascenso. Y lo había hecho aún sin jugar la final.

La gente acompañó no sólo en Caballito, sino en Córdoba donde comenzaron a gestar los festejos. Los hinchas recibieron al conjunto en una caravana impresionante de banderas rojas y blancas que se extendía desde Av. Circunvalación y Capdevila, hasta la sede del club. Lluvia de papelitos, cantos al unísono y abrazos interminables.

Luego llegaría la frutilla del postre, porque en el cierre del torneo, Instituto no sólo logró el ascenso, sino que también se convirtió en el indiscutido Campeón del TNA al vencer a 9 de Julio de Río Tercero.

Sin dudas, la temporada 2014/15 marcó una página histórica en la institución albirroja. El conjunto, que por aquel entonces era dirigido por Osvaldo Arduh, estuvo en boca de todo amante del deporte y fue la figurita preferida desde el inicio. La Gloria jugó 45 partidos, ganó 38 y sólo perdió 7. Fue imponente en la Conferencia Norte, se consagró campeón de la Fase Regular ante 9 de Julio y destrozó a sus rivales en los Playoffs en tres juegos de cinco posible ( venció a La Unión, a Estudiantes de Olavarría, a Ferro y finalmente se coronó Campeón ante el club de Río Tercero). Además llegó a batir récord al mantener un invicto durante 17 juegos.

En este compacto, el recuerdo inborrable del momento cumbre del ascenso ante Ferro Carril Oeste (Video exclusivo de Interbasquet)

Fuente: Prensa Instituto



Categorías:LNB

A %d blogueros les gusta esto: