Así podrían volver a entrenar los clubes de Córdoba

Tal como se viene desarrollando en reuniones de la Federación de Básquetbol de la Provincia de Córdoba con las Asociaciones en la elaboración de un Protocolo de Seguridad para futuros entrenamientos en los clubes de nuestra provincia, la misma presentó un modelo al Gobierno Provincial y al Comité de Operaciones de Emergencia (C.O.E.).


Tal como se venía trabajando el ente rector del básquetbol provincial remitió al Gobierno de la Provincia de Córdoba a través de la Agencia Córdoba Deportes S.E.M., el PROTOCOLO sugerido para adaptar la actividad física y técnica para retomar la disciplina deportiva en las instituciones afiliadas. También se solicitó se comparta el mismo con el ente Gubernamental a cargo, el Comité de Operaciones de Emergencia (C.O.E.) responsable de la evaluación y progresión del Coronavirus COVID-19 en Córdoba.

Se intenta mediante este protocolo realizar trabajos físicos específicos al básquetbol y que no impliquen contacto entre deportistas y a la vez desarrollando la técnica individual de baloncesto. Indudablemente la aplicación de lo aquí expresado estará sujeto a la debida autorización gubernamental para realizar las primeras acciones controladas post-aislamiento.

Dentro de las medidas preventivas generales, para una primera fase no se sugiere actividad para niñas/os menores de 15 años.
La/el deportista deberá medirse la temperatura en su domicilio dentro de los 15 minutos previos a trasladarse a la Institución. Si la misma supera los 37,5 ºC deberá abstenerse de concurrir a la institución.
En el traslado al club, se debe cuidar las normas establecidas del distanciamiento, en el transporte que utilice, hacer uso de tapabocas, disponer de indumentaria de recambio y abrigo.
Se conservará en todo momento una distancia mínima de 2 metros de los deportistas entre sí y entre los deportistas y entrenadores, preparadores físicos, utileros y dirigentes. Quedan prohibidos los trabajos de equipo y todos aquellos que impliquen la posibilidad de contacto con un oponente.
Los entrenamientos solamente podrán realizarse sobre pisos deportivos, los cuales pueden desinfectarse de manera rápida y frecuente. La cancha se limpiará con trapos embebidos en una dilución de agua lavandina al 1 %, o producto sanitizante, antes de iniciar cada entrenamiento. Queda contraindicado realizar limpiezas en seco. Para aquella Institución que disponga de espacio abierto para realizar la actividad y siempre que las condiciones climáticas lo permitan es recomendable la realice allí.
No podrán dictar o supervisar entrenamientos, aquellos entrenadores y asistentes mayores de 60 años de edad, entrenadoras en período de embarazo y personal con afecciones crónicas.
Es importante, que cada deportista lleve botella con agua para hidratación personal rotulada con su nombre y apellido, toalla y/o muñequeras para secarse la transpiración y tapaboca.
El club deberá proveer a cada jugador un balón (el mismo podrá traer uno de su hogar), además se dispondrá de pulverizadores con solución hidroalcohólica al 70 %, para limpieza de manos y elementos al menos en los siguientes lugares: acceso, bancos de suplentes, mesa de control y vestuario.
Al regresar a su hogar cada deportista deberá desinfectar el calzado, lavar la ropa de entrenamiento y tomar una ducha de inmediato.

En cuanto a la movilización el Protocolo propuesto desaconseja absolutamente el uso de transporte público. De ser necesario el empleo de este servicio, evitar tocar pasamanos, asientos, puertas y ventanas. En tramos cortos, aconseja usar la bicicleta o en su defecto caminando. Si se traslada en auto, es conveniente no sea más de dos personas en el mismo vehículo, salvo que todas pertenezcan al mismo grupo familiar (ejemplo: dos hermanos/as deportistas más el padre o
la madre).

En cuanto a la organización de los entrenamientos, las mismas se desarrollarán con un máximo de 8 (ocho) deportistas y no más de dos entrenadores, o un entrenador más un asistente por cada cancha.
Cada grupo de deportistas como también los entrenadores, deberán desinfectar la suela de sus calzados al ingresar al estadio. Para ello frotarán cuatro a cinco veces cada zapatilla en un trapo de piso embebido en dilución de agua lavandina al 1 %, o pisarán dentro de una batea que contenga dicha dilución. A continuación, dejarán sus pertenencias personales (botella, toalla, teléfono celular si fuera el caso) en los bancos de suplentes, manteniendo un espacio entre los elementos de cada persona. Finalmente se higienizarán las manos con agua y jabón/alcohol en gel/solución hidroalcohólica.

Al momento de iniciarse la práctica, tanto el piso de la cancha como las pelotas deberán haber sido ya desinfectados. Se dispondrá de una batea o bandeja con dilución de agua lavandina al 1 %, para que aquellos deportistas que traigan una pelota de su propiedad, puedan desinfectarla. Junto a la bandeja existirá un rollo de papel para poder secarla y un cesto de residuos donde descartar el papel empleado.

Deberá respetarse la distancia mínima de 2 metros en todo momento. Por ello los ejercicios se realizarán de forma individual, mientras el grupo espera su turno de manera ordenada y avanza secuencialmente hasta el lugar de inicio. A tal fin se sugiere pegar cintas en el campo de juego a dos metros de distancia, en aquellos sectores de espera indicados
según los ejercicios a realizar.

El entrenador no alcanzará pelotas en ningún momento a los deportistas.

El único momento en que se podrán retirar los tapabocas será para que los deportistas se hidraten. Para ello deberán
previamente desinfectarse ambas manos con solución hidroalcohólica al 70 %, usarán su botella personal y se supervisará que se mantenga la distancia entre ellos. Al finalizar volverán a colocarse el tapabocas, siempre manipulando el mismo por las tiras o elásticos y sin darlo vuelta (que el lado expuesto no quede luego en contacto con la cara).

Al finalizar la práctica se repetirá el procedimiento de higiene y desinfección de manos y calzado.

Estas son algunas de las recomendaciones propuestas en el mencionado protocolo, donde entre otras cosas dice como actuar en caso de golpe o lesión, también como será la Limpieza y Desinfección de las instalaciones del club (mencionando también las técnicas de limpieza y los productos a usar.
En el final del protocolo de seguridad, un Anexo deja claro como detectar Casos Sospechos de Coronavirus.

El inicio de las actividades estará autorizado únicamente por la Federación de Básquetbol de la Provincia de Córdoba y de manera directa, considerando que la comunicación de apertura la lleva a cabo la misma Federación con el ente Gubernamental superior. Por lo que “no se autoriza a ninguna entidad dentro de la Provincia de Córdoba a iniciar las actividades deportivas” hasta tanto se establezca la comunicación formal y con aval legal de responsabilidad por parte de la Comisión Directiva vigente del Club y las autoridades de la Federación de Básquetbol de la Provincia de Córdoba.

Importante a tener en cuenta…
La Federación de Basquetbol de la Provincia de Córdoba, creó un canal directo de comunicación con las Instituciones de manera directa e intermedia a través de sus Asociaciones. Por lo que estableció un circuito de asistencia a las Instituciones para las distintas situaciones. Además solicita se remita por esa vía, la información de manera directa ante cualquier tipo de anormalidad referida a la actual Crisis Sanitaria y siempre posterior al aviso a las autoridades pertinentes quienes deben ser los primeros en conocer la información para actuar e indicar los procedimientos y protocolos a seguir ante este flagelo. Por lo que aquellas Instituciones que sean habilitadas deberán enviar un detalle de las personas involucradas al inicio de la actividad a modo de declaración jurada.

El Protocolo Completo

Prot COVID-19 FBPC

Redacción Interbasquet