“Esto no empezó en la burbuja”

Jimmy Butler tras el agónico triunfo 111-108 del Heat sobre Lakers; en una exhaustiva jornada del alero registrando un nuevo triple-doble que le permitió a su equipo estirar la serie a un sexto partido.

Más de 47 minutos fueron los que Butler estuvo en cancha para Miami batallando ante LeBron James y compañía. Sabiendo que no tenían margen de error, los pupilos de Erik Spoelstra lograron sobrevivir a la eliminación, gracias a la entrega, el talento, la confianza y la frialdad en los segundos finales para soportar la presión ejercida por su rival.

“Construimos para esto. Hemos estado haciendo esto durante todo el año. Esto no empezó en la burbuja. Estamos tan juntos en la cancha, fuera de la cancha, por eso ganamos. Así es como vamos a jugar de aquí en adelante… No vamos a dar marcha atrás, no vamos a rehuir. Seguimos luchando. No le tenemos miedo a nadie. Estamos en esto para ganarlo”, afirmó Jimmy.

“No importa cómo me van a marcar, voy a hacer la jugada correcta”… recuperando el aliento continuó: “Eso es lo que me pide mi equipo. Eso es lo que necesitan que haga. Sé que soy capaz de hacerlo, pero tengo un gran grupo de muchachos que lo hacen mucho más fácil. Me dan mucha confianza para salir y hacer canastas”.

“Es fácil cuando tengo un grupo de muchachos a mi alrededor y un entrenador que piensa que puedo creer que puedo jugar a un alto nivel. Tengo tanta gente en mi oído que me dice que siga haciendo lo que estoy haciendo”.

Y concluyó: “Sé que soy capaz de hacerlo. Creo en mi conjunto de habilidades y talento”.

Nadie mejor que Erik spoelstra para describir lo realizado por Jimmy en la noche del viernes: “Su voluntad de ganar es notable. Para hacer eso en más de 47 minutos y aceptar el desafío en el otro extremo… cada jugador joven que ingrese a esta liga debería estudiar las imágenes de Jimmy Butler, una definición de un jugador de dos vías que compite en ambos extremos. Notable, excepcional”.

Jimmy “Buckets” fue la gran figura del partido con 35 puntos (11/19 TC, 1/3 3P, 12/12 TL), 12 rebotes (7 defensivos y 5 ofensivos), 11 asistencias, 5 robos y 1 tapa en 47’11”.

Esta performance de lo convierte en el primer jugador en la historia de las Finales en registrar al menos 35 puntos, 10 rebotes, 10 asistencias y 5 robos; además de ser el segundo en alcanzar esas cifras en un juego de postemporada, ya que en el 2000, Gary Payton registró 35 unidades, 10 rebotes, 11 asistencias y 6 robos jugando para Seattle Súper Sonics.

Pero Butler no estuvo sólo en esta tarea, ya que Ducan Robinson se lució con sus disparos desde tercera dimensión, encestando 7 sobre 13 intentos para un total de 26 puntos (8/15 TC, 3/3 TL). Además el resto de los titulares superó la decena de puntos y Kendrick Nunn hizo lo propio comandando con su aporte desde la banca de los suplentes.

Robinson estableció un nuevo récord de triples convertidos en Finales para un jugador no drafteado, superando los 6 anotados por Gary Neal (San Antonio Spurs) en las finales de 2013.

Los Angeles no se la puso nada fácil al conjunto del Heat, ya que en 3 ocasiones los dirigidos por Frank Vogel se recuperaron de un déficit de menos 11 y promediando la cuarta manga lograron pasar al frente por 3 unidades (96-99 con 5’28” por jugarse); además de jugar con Davis muy dolorido en una de sus piernas, por un golpe sufrido en la búsqueda de un rebote ofensivo.

Pero Miami se recuperó a tiempo, sumó 5 tantos consecutivos que le devolvieron la ventaja y a partir de allí hasta los segundos finales se produjo un reiterado cambio de liderazgo en el tanteador, con Butler (anotando 8 puntos consecutivos) y James (7 tantos seguidos) como los principales protagonistas.

Restando 16.8 segundos para el final, Jimmy puso al frente al Heat 109-108 con dos lanzamientos libres. Vogel consumió su último tiempo para reponer en territorio ofensivo.

La jugada fue diseñada para aprovechar la potencia física de LeBron atacando la canasta, absorbiendo la mayor cantidad de marcas posibles de su rival, que le permitió sacar el balón a Danny Green quien estaba libre detrás de la media luna sobre el eje central, para fortuna del Heat, el escolta falló su disparo frontal.

Y como si fuera poco, Markieff Morris capturó el rebote ofensivo; pero los nervios traicionaron al jugador angelino que realmente no supo qué hacer con la pelota ya que terminó realizando un pase flotado al fondo de la cancha, derivando en pérdida de balón y reposición para Miami con 2.2 segundos en el reloj.

Sin tiempos por pedir, Miami repuso desde el fondo de la cancha y Kentavious Caldwell-Pope cortó con falta a Tyler Herro. El perimetral de primer año no sintió para nada la presión de tener que definir el partido desde la línea de los suspiros, encestando sus dos únicos lanzamientos en toda la noche, estirando la ventaja a 3 unidades (111-108) con 1.6 por jugarse.

James no logró anotar su largo intento por igualar el marcador y de esta manera Miami se quedó con esta agónica victoria.

Escuadra titular del Heat: J. Butler 35 puntos, 12 rebotes, 11 asistencias, 5 robos, 1 tapa; D. Robinson 26 unidades, 5 tableros, 1 recupero; B. Adebayo 13 tantos; T. Herro 12 puntos (4/11 TC, 2/3 3P, 2/2 TL); J. Crowder 11 unidades. Relevos: K. Nunn (14pts, 6/11 TC, 2/4 3P); A. Iguodala (6reb, 2as, 1rec, 1tap).

Iniciales de Lakers: L. James 40 puntos (15/21 TC, 6/9 3P, 4/6 TL), 13 rebotes, 7 asistencias, 3 robos; A. Davis 28 unidades (9/15 TC, 2/5 3P, 8/8 TL), 12 tableros, 3 robos, 3 tapas; K. Caldwell-Pope 16 tantos (6/15 TC, 3/8 3P, 1/1 TL); D. Green 8 puntos; D. Howard 2 unidades. Suplentes: K. Kuzma (7pts); R. Rondo (4pts, 5reb, 5as, 2rec); A. Caruso (3pts, 3reb, 3as); M. Morris (1reb).

Parciales: 1C. 25-24; 2C. 35-32 (60-56); 3C. 28-26 (88-82); 4C. 23-26 (111-108).

El sexto partido se disputará el domingo 11.

Esteban Abed – Interbasquet
@estebanabed – Twitter
@estebanabed – Instagram