Con muchas novedades, Instituto arrancó el 2021

El equipo conducido por Sebastián Ginóbili entrenó en el estadio Ángel Sandrín. Con recambios en su plantel donde se desvincularon Torres y Figueredo y la llegada de Juan Ignacio Brussino quien fue parte del entrenamiento.

Foto: Prensa Instituto

En las primeras horas del 2021 la comisión directiva de La Gloria informó la desvinculación del Ala Pivote Gonzalo Torres y del base Diego Figueredo. El club le agradeció su paso por la institución destacando su profesionalismo de ambos y deseándole lo mejor en su carrera deportiva.

Instituto arrancó ayer domingo la preparación pensando en la reanudación del de la Liga Nacional prevista para el 13 de enero cuando se mida con Regatas en Buenos Aires. Además del nuevo refuerzo, también estuvieron presentes en la primera práctica del 2021: Martín Cuello, Santiago Scala, Pablo Espinoza, Ignacio Alessio, Pablo Bertone, Lucas Reyes, Mateo Chiarini, Marco Ceppo, Federico Pedano, Nahuel Buchaillot y Juan Cruz Tulian. El plantel entrenará todos los días en horario vespertino y en la próxima semana sumará trabajos en doble turno. En tanto, el venezolano Nestor Colmenares se sumará el día martes 5 de enero.

Brussino y su llegada a La Gloria
El base se sumó ayer al primer entrenamiento albirrojo. Tras la práctica manifestó: “Estoy muy contento, agradecido por la oportunidad que me están dando”.

La Gloria volvió ayer a entrenar y lo hizo sumando una cara nueva, Juan Ignacio Brussino se incorporó para reforzar las competencias que se le vienen al conjunto de Alta Córdoba. Tras el entrenamiento detalló: “estoy contento, seguiré conociendo a todos, dirigentes, cuerpo técnico y jugadores”.

Brussino tuvo su ultima participación en el básquet mexicano jugando para Dorados donde promedió 12.7 pts, 4.5 asistencias y 2.7 rebotes. El base, aún no tuvo la oportunidad de jugar en el nuevo formato de La Liga para la temporada 20-21 con dos días consecutivos de juego y dos de descanso, pero al respecto explicó: “trataré de adaptarme lo más rápido posible, vengo de México que jugábamos de esa manera así que un poco conozco de qué se trata. Lo importante es ponerse muy bien físicamente y luego enfocarse cien por ciento en Instituto y lo que necesita el equipo para poder ganar”.

“Juani” había tenido un primer contacto telefónico con Sebastián Ginóbili y tras la práctica conversó con el entrenador albirrojo:

“Me dio una confianza tremenda, fue muy bueno poder hablar el y escuchar sus sensaciones, uno ahora tratará de asimilarlas, ser inteligente y ver que necesita el equipo para su funcionamiento y transformarlo” cerró Brussino.

Instituto vuelve a entrenar hoy lunes por la tarde en el Sandrín y continuará trabajando en horario vespertino durante la semana entrante.

Lucía Bofanti – Prensa Instituto