Dražen Petrović, el Genio de Sibenik

Considerado el mejor tirador en la historia del básquet europeo, “Petro” deslumbró en su corto paso por la NBA con un dominio de balón envidiable y una visión de juego como pocos.

Durante la década de los 80’s la NBA comenzó a tener una importante transición a nivel internacional con la llegada de grandes jugadores provenientes del continente europeo, una migración que se aceleró por la caída de los gobiernos comunistas en Europa del Este.

Mientras algunos talentos llegaban a la ligada con un paso tímido, Dražen Petrović dominaba Europa tanto con la selección nacional (Ex Yugoslavia) como también con el KK Cibona de Zagreb (Croacia) y con el Real Madrid de España.

Apodado también como “el Mozart del básquet”, el escolta de 1,97 metros de altura se caracterizó por un tener un dominio perfecto del balón lo que le permitió cubrir las posiciones de alero e incluso ser utilizado como segundo base. Un jugador temible en el uno contra uno, además de poseer una visión de juego y precisión para pasar la pelota realmente envidiable, imprimiendo jugadas de fantasía que magnificaban aún más su talento.

Pero todo lo grandioso y dominante que tenía en el costado ofensivo, lo contrarrestaba con su excesivo juego individualista, además de ser conocido por su bajo rendimiento defensivo.

Tras ser drafteado por Portland Trail Blazers en el puesto 60 de la tercera ronda de 1986, Petrović se unió a la franquicia de Oregón recién en 1989, luego de una abrupta salida del conjunto madrileño pagando US$ 1,500,000 por la rescisión de su contrato, provocando el descontento inmediato de la afición madridista.

En su temporada de Rookie no la pasó nada bien, teniendo que salir a suplantar a Clyde Drexler, “Petro” promedió apenas 7,6 puntos y 12,6 minutos por partido en 77 encuentros.

Para la segunda temporada las cosas se complicaron aún más para el croata ya que durante la primera mitad de la fase regular jugó 18 partidos de 38. Ya estaba en los planes de la franquicia traspasarlo, debido a que no era tenido en cuenta y así llegó a New Jersey en un acuerdo de tres partes, con Walter Davis arribando a Portland.

Los Nets también lo usaron con moderación al principio, pero le dieron suficiente tiempo de juego y mejorar su promedio de anotaciones a 12.6 puntos por partido. Con un promedio de 20,5 minutos en 43 partidos, tuvo una de las mejores proporciones de puntos por minuto de la liga.

Dražen fue un gran trabajador del tiro exterior, después de cada partido se quedaba una hora más realizando lanzamientos de triples, razón por la que se convirtió en un franco tirador sin igual en su época.

El tiro exterior del croata, le dio la oportunidad de comenzar la próxima temporada y saltó a 20,6 puntos por partido. Comenzó a ganar reconocimiento en toda la liga como uno de los mejores tiradores externos de la NBA. Acertó 123 de 277 intentos de triples esa temporada, ocupando el segundo lugar en la NBA con un porcentaje de 44,4. Petrović también lideró a los Nets en tiros de campo (50,8) y tiros libres (80,8).

En la temporada baja de 1992, Dražen regresó a su tierra natal para llevar a la recién independizada Croacia a una medalla de plata en los Juegos Olímpicos de 1992 y brindar el único susto, aunque breve, al Dream Team de Estados Unidos durante todo el torneo. En la ronda de la medalla de oro, Croacia tomó una ventaja de 25-23 contra el Dream Team antes de caer 117-85 cuando Petrović anotó 19 puntos.

Sus números en la NBA mejoraron aún más en 1992-93. Además de liderar a los Nets en anotaciones (22,3 puntos por partido), marcó el ritmo del equipo con un porcentaje de tiros de campo de 51,8 y un porcentaje de tiros de campo de 44,9 de triples. Los medios lo votaron para el tercer equipo All-NBA al final de la temporada. Los fanáticos amaban su entusiasmo y energía, y sus entrenadores admiraban el hecho de que dedicó el tiempo de la temporada baja a mejorar su juego, especialmente su defensa.

Cortesía de CroPETROforeverNBA

Después de que los Nets cayeran en la primera ronda de los playoffs de 1993 por Cleveland Cavaliers, “Petro” descontento con la gerencia de Nueva Jersey, dijo a los periodistas que probablemente aceptaría una oferta de dos años para jugar béisbol profesional en Grecia.

Estas declaraciones causaron tensión entre él y sus compañeros de equipo, además de que los Nets no renovaron su contrato. Sin embargo, luego se pudo conocer que la franquicia esperaba su regreso luego de su compromiso con la selección de Croacia para ofrecerle un contrato que sólo iba a ser superado en cifras por el que tenía Michael Jordan.

En el último partido del torneo de clasificación en Polonia, Petrović anotó 30 puntos y en vez de viajar a Múnich, Alemania en avión junto con el resto del plantel, decidió desviarse en automóvil para visitar a su novia.

La tarde lluviosa del 7 de Junio de 1993 sucedería una de las pérdidas más trágicas del mundo del básquet, al conocer la noticia que Dražen Petrović falleció en un accidente de tráfico cuando un camión se cruzó en el camino de su coche en Denkendorf, en el estado alemán de Baviera, a unos 100 km de su capital, Múnich.

De acuerdo a los testimonios de la policía de Ingolstadt, el conductor del camión trató de evitar una colisión con otro coche y perdió el control, cruzándose en el camino del coche de Petrović, el cual estaba dormido mientras conducía su novia, Klara Szalantzy, la cual solo resultó herida, al igual que la otra acompañante del coche, Hilal Ebedel, una jugadora turca de baloncesto. Al parecer, la visibilidad ese día era muy mala y Petrović no llevaba cinturón de seguridad.

Dražen Petrović falleció en pleno ascenso de su carrera como basquetbolista de la NBA, generando un gran dolor en todo el mundo. Su hermano declaró en el New York Daily News: Es difícil para ti imaginarlo aquí en Estados Unidos, porque tienes tantos grandes jugadores. Pero somos (por Croacia) un país de cuatro millones. Sin él, el baloncesto da tres pasos atrás”.

Chuck Daly, entrenador de los New Jersey Nets dijo en un reportaje del Newark Star-Ledger: “No podrías haber querido un mejor compañero de equipo”. Y agregó, “Tenía mucho talento, jugó muy duro y supo liderar con su ejemplo. Fue infatigable”.

Mientras que Sam Bowie, pívot de los Nets manifestó: “Incluso si fueras un fanático de otro equipo, no podrías apoyarlo… Tenías que quedarte impresionado por él”.

A fines de 1993, los Nets retiraron el uniforme número 3 de Petrović en homenaje. Otro legado duradero que deja “el Genio de Sibenik” es el Trofeo Dražen Petrović que se otorga al MVP del McDonalds Championship, la serie entre el Campeón de la NBA y el Campeón de Europa.

Cortesía NBA.com

David Stern, comisionado de la NBA en aquel entonces, le rindió un gran tributo a través de sus palabras: “Dražen Petrović era un joven extraordinario y un verdadero pionero en el deporte mundial del baloncesto. Una parte duradera de su legado atlético será que allanó el camino para que otros jugadores internacionales compitieran con éxito en la NBA. Sus contribuciones al deporte del baloncesto fueron enormes. Todos estamos orgullosos de haberlo conocido”.

Fuentes: legendsofbasketball.com / NBRPA / NBA.com / NBAE Getty Images / CroPETROforeverNBA vía YouTube.com

Informe Especial
Esteban Abed – Interbasquet

@estebanabed – Twitter
@estebanabed – Instagram