Claudio Arrigoni llega al Griego

El entrenador, con larga experiencia en la Liga, será el asistente de Sebastián Saborido. “No hay forma que, estar en Atenas, no te movilice”, dijo.

Foto: Archivo Gimnasia C.R.

Cuando al final de cada temporada se arma un borrador para tirar las ideas a concretar con respecto a los desafíos y objetivo de la próxima edición, en lo primero que se piensa es en el cuerpo técnico: entrenador y, por supuesto, asistente. Quien espalda con espalda junto al coach principal debe trabajar para que el barco llegue a buen puerto.

¿En esta oportunidad en quién se pensó? En alguien que cumpliera ciertos requisitos: primero, que tuviera buena consideración del DT; segundo, que supiera y entendiera desde la raíz cómo es Córdoba y qué significa Atenas; y por último, que contara con experiencia en el cargo. Bueno, a todos esos casilleros los puedo completar sin sobresaltos Claudio Arrigoni, un entrenador con sangre cordobesa que arrastra un bagaje de experiencia por demás importante en la elite del básquetbol argentino.

Arrigoni es en la actualidad uno de los asistentes con mayor cantidad de años de trabajo en la competencia y ha ido casi que de norte a sur del país recogiendo lo sembrado. Comenzó con Sebastián González en San Martín de Corrientes (cuatro años), luego tuvo su experiencia en La Unión de Formosa; posteriormente le tocó armar bolsos e ir a México para trabajar en Aguacateros de Michoacán y recalar por último en Gimnasia de Comodoro, equipo que en las últimas dos temporadas fue de los principales animadores del torneo. Y un dato no menor: su currículum muestra que con todos los equipos llegó a disputar instancias de playoffs.

En su casa y con las brazas candentes previas al asadito en familia que tanto se hizo esperar, Claudio se mostró feliz y dijo: “Para un cordobés y amante del básquet no hacen falta muchas palabras para de describir lo que significa Atenas. Por eso las sensaciones son las mejores, pero así también se siente una responsabilidad muy grande”.

“Desde el primer llamado de Bruno (Lábaque) sentí una energía que realmente me contagió. Saber que hay apoyo de la dirigencia y por supuesto de Sebastián (Saborido) como cabeza de cuerpo técnico, me llenó de ganas. Sumale la innegable realidad: ¡Estaré en Córdoba, mi ciudad, y en Atenas! Por eso no queda más que ponerse a disposición de ellos y toda la dirigencia para que el equipo tenga éxito”, comentó 

– Después de años en el profesionalismo llegó la oportunidad de trabajar en Córdoba?

– Ufff, sí. Luego de tantos años en ciudades distintas y de estar separado de mi familia, no hay ninguna duda de que ante la situación actual esto genera un plus y un extra muy difícil de explicar

– ¿Qué significa esta llegada a Atenas?

– Es un paso más que importante. Es la primera vez en el profesionalismo que me toca en mi ciudad, y en este club. Atenas es un nombre que genera algo, lleva nuestros recuerdos a tantos años de gloria, campeonatos, jugadores, entrenadores? No hay forma que no te movilice estar en el histórico de la Liga Nacional.

– ¿Qué diferencia hay entre aquel Claudio Arrigoni que se decidió por tener su primera experiencia profesional y el de hoy?

– En mi esencia creo que ninguna.

Inmediatamente, entre risas, agregó: “Va, eso lo tendría que decir mi familia y mis amigos?”. 

Continuando con el relato, afirmó: “En lo profesional me llega con experiencia dentro del plano nacional, incluido con una temporada en el extranjero. Es mi cuarto equipo de Liga, y sé que es muy difícil de conseguirlo. A raíz de eso es que disfruto el camino con mucho entusiasmo y, por supuesto, que a la mucha o poca experiencia que tenga la pondré a disposición de Sebastián como cabeza del cuerpo técnico, el equipo y la dirigencia. Esperemos que sea lo mejor y un gran año”.