“Si Khris te pide el balón, será mejor que le des el balón”

Giannis sobre la gigantesca tarea de Middleton anotando 20 puntos en el último período, impulsando la victoria de Bucks sobre Hawks por 113-102.

Los jugadores de esta liga que se clasifican como “No. 2”, aprenda a jugar con la superestrella residente. Difieren dentro y fuera de la cancha. Encuentran formas de prosperar, ya que rara vez son el foco principal de la defensa de los oponentes. Y nunca sienten la carga de llevar una franquicia adonde quiere ir, o el juicio que viene si no llega allí.

Sin embargo, hay ocasiones en las que alguien como Khris Middleton de Milwaukee tiene que dejar de sacar provecho del oportunismo creado cada noche en torno a su compañero de equipo y dos veces MVP Giannis Antetokounmpo y asumir un papel más asertivo.

El último cuarto de la victoria de los Bucks por 113-102 sobre Atlanta en el Juego 3 de las finales de la Conferencia Este fue uno de esos momentos.

Mientras que el mundo de la NBA, un grupo de personas en las gradas de State Farm Arena y tal vez algunos de los Hawks también anticipaban que Antetokounmpo tomaría el control, o fracasaría en un esfuerzo por hacerlo, en la recta final del domingo, Middleton no tenía ese lujo.

Antetokounmpo se perdió los dos primeros minutos del último cuarto. Atlanta estuvo ocupada anotando 10 de los primeros 15 puntos en ese período. Lou Williams y Danilo Gallinari estaban dando un impulso a los Hawks desde el banco, Kevin Huerter estaba jugando como una amenaza triple-doble y un baluarte defensivo.

Atlanta aceleró el ritmo y consiguió una ventaja de 7 unidades (88-95) con 7’32” por jugarse. Cuando parecía que Hawks tomarían el control, apareció Khris Middleton para cambiar el destino del partido.

En un lapso de apenas cuatro minutos, entre las 7:12 hasta las 3:08, Middleton anotó tres triples, un par de tiros en salto de media distancia y una bandeja para poner a su equipo arriba 107-100. Tuvo 15 de los puntos de los Bucks en ese tramo de 19-5, con Antetokounmpo y Pat Connaughton aportando un doble cada uno.

La hoja de anotaciones del último cuarto en general se veía así: Middleton 20 puntos, Atlanta 17, los otros seis Bucks que jugaron 10.

Middleton no solo terminó con 38 puntos, empatando el récord de su carrera en los playoffs (piense en el Juego 6 contra Brooklyn la semana pasada), junto con 11 rebotes y siete asistencias mientras acertaba 15 de 26 (6 de 12 en triples). Se convirtió en el primer jugador de los Bucks en anotar 20 puntos en el último cuarto de un partido de playoffs en las últimas 25 postemporadas.

Lo que, por supuesto, significaba que estaba aprovechando este momento en particular, bajo las luces más brillantes, para golpearse el pecho y mostrar a todos lo bueno que es en realidad. ¿Derecha?

«No, no pienso en el escenario en absoluto», dijo Middleton. “Solo trato de quedarme en el momento, mantenerme en posesión, no preocuparme por eso. Los playoffs o la temporada regular o un partido que hay que ganar o un partido de pretemporada, [yo] trato de jugar todo de la misma manera».

«Se siente bien, lo diré», confesó Middleton sobre su desempeño cuando los Bucks lo necesitaban. “Pero nuestro equipo es tan desinteresado, quienquiera que lo tenga, esa pelota va hacia él. A veces soy yo, a veces Giannis, a veces Jrue (Holiday). Todos tenemos una gran sensación sobre quién lo hace, quién tiene el mejor emparejamiento y quién puede crear los mejores tiros. Cuando sea mi turno de hacerlo, pienso que tengo que hacer el mejor tiro para todos».

Middleton lo hizo en esos últimos 12 minutos mientras también sufría cuatro faltas. Pareció agitado después de varios de los silbatazos y tuvo que irse después de que la cuarta (falta) llegara al final del tercero. Luego sacó su agravio en Atlanta.

«Definitivamente no estaba de acuerdo con las faltas que recibí», dijo Middleton. «Pero dicen faltas, tienes que seguir adelante».

Ayudó a Milwaukee, sin duda, que el dínamo de los Hawks, Trae Young, pisó el pie de un árbitro, eso es peor que sus silbatazos, y le torció el tobillo. La lesión lo envió al vestuario por un tiempo, limitando su movilidad y explosividad. Lo que normalmente podría haber sido su tiempo en la recta final no lo fue: Young anotó solo tres de sus 35 puntos en el cuarto, lanzando solo 1 de 4, y Middleton dio un paso adelante.

«Si quiere el balón, lo consigue», confesó Antetokounmpo. “Estaba anotando tiros. Ni siquiera importa quién es la primera (opción). Nosotros jugamos básquetbol. Intentamos ganar partidos. Si Bobby (Portis, reserva de los Bucks) viene para ayudarnos a ganar un juego, lo tomaré de cualquier manera… Tengo todo el día para ser, ya sabes, el tipo. No me importa el final del partido, el último cuarto”.

«Si Khris te pide el balón, será mejor que le des el balón».

Formación inicial de Bucks (2-1): K. Middleton 38 puntos (15/26 TC, 6/12 3P, 2/2 TL), 11 rebotes (todos defensivos), 7 asistencias; G. Antetokounmpo 33 unidades (13/21 TC, 1/2 3P, 6/13 TL), 11 tableros (9 defensivos), 4 asistencias, 2 robos, 1 tapa; B. Lopez 10 tantos; J. Holiday 6 puntos, 12 asistencias, 2 robos, 2 tapas; P.J. Tucker 3 unidades, 8 rebotes, 1 recupero. Relevos: B. Portis 15 tantos (7/12 TC, 1/3 3P), 4 tableros, 2 robos; P. Connaughton (5pts, 8reb); B. Forbes (3pts); T. Antetokounmpo y J. Teague ingresaron 22 segundos.

Titulares de Hawks (1-2): T. Young 35 puntos (12/23 TC, 6/14 3P, 5/6 TL); J. Collins 13 unidades, 8 rebotes (6 defensivos); K. Huerter 11 tantos, 7 asistencias, 3 tapas; C. Capela 8 puntos, 11 tableros (6 ofensivos); B. Bogdanovic 8 unidades, 3 robos. Suplentes: D. Gallinari 18 tantos (7/14 TC, 2/3 3P, 2/2 TL), 2 robos; L. Williams (5pts, 3as); O. Okongwu (4pts, 2reb, 1rec, 1tap); S. Hill (2reb).

Parciales: 1C. 27-32; 2C. 29-24 (56-56); 3C. 27-29 (83-85); 4C. 30-17 (113-102).

El martes 29 a partir de las 21:30hs de Argentina, se disputará el cuarto partido de la final del Este.

Phoenix busca liquidar la serie en casa

Los Suns recibirán a Clippers por el quinto partido de la Final del Oeste. El escenario es ideal ya que en 6 presentaciones como local, sólo cayó 1 vez, fue en el segundo partido de la primera ronda ante Lakers.

A partir de allí Phoenix ganó 5 juegos consecutivos incluyendo 1 a Lakers, 2 a Nuggets y 2 a Clippers. De ganar en la noche del lunes, el conjunto del desierto de Arizona avanzará a las finales de la NBA por tercera vez en su historia.

Una tarea reamente difícil para Paul George y compañía, pero no imposible. Recordemos que en el segundo partido de la serie estuvieron a 0.9 segundos de arrebatarle la victoria a Suns, antes que DeAndre Ayton sentenciara el juego con el fantástico Alley-Opp asistido por Jae Crowder.

El partido se transmitirá por ESPN desde las 22hs de Argentina.

Fuente: Steve AschburnerNBA.

Esteban Abed – Interbasquet
@estebanabed – Twitter
@estebanabed – Instagram



Categorías:NBA

A %d blogueros les gusta esto: