Campazzo: “No tenemos que igualar lo que hicimos en China, tenemos que mejorar”

En conferencia de prensa, Facu hizo un balance de los amistosos jugados en Las Vegas y reveló cómo deben trabajar para llegar de la mejor manera a Tokio. “Hay que dar un salto de calidad”, anticipó.

Foto: Prensa CAB

Desde la concentración de la Selección, en Las Vegas, el base de los Nuggets se conectó a la conferencia de prensa organizada por CAB, para responder a preguntas de medios y periodistas de todo el país. El primer tema que se tocó fue la preparación olímpica y los amistosos perdidos ante Australia, Nigeria y Estados Unidos, previo al viaje a Tokio este fin de semana.

“Me gusta creer que las sensaciones son buenas, o me gusta sacar cosas buenas a pesar de que no conseguimos ninguna victoria”, realza Campazzo. “Considero que el primer partido lo jugamos bien. Estuvimos bien salvo en la última bola que quizás hubo un desajuste, pero así y todo fue mérito de Patty Mills convertir ese triple. Creo que hicimos un juego sólido, defendimos, cometimos errores, por momentos los corregimos durante la marcha. Después nos enfrentamos con dos rivales como Nigeria y EEUU, que puede que no sea lo que nos espere durante el torneo o en nuestro grupo, más específicamente, pero sí era una buena prueba para saber que tan bien física y tácticamente estamos cuando nos exigen al límite. Nigeria creo que es mérito de ellos que nunca nos dejaron jugar, pero creo que nos sirvió mucho para confiar en el uno contra uno, que no es nuestro juego, pero hay equipos que nos van a defender de esa manera y tenemos que estar preparados. Por eso me gusta pensar que sacamos cosas positivas de esto a pesar de que no conseguimos victorias. Nosotros estamos pensando en mejorar nuestro juego. Ya en sí, el grupo que nos tocó nos lo demanda. Hay que sacar las cosas buenas de los partidos, corregir las cosas malas, que hay muchas también. Si queremos tener un buen torneo hay que dar ese salto de calidad”, desarrolló.

A continuación, Facu se refirió al debut ante Eslovenia, que cuenta con su amigo, Luka Doncic, como figura estelar del equipo, en lo que será la primera presencia olímpica del país. “Luka es mucho mejor de lo que era cuando jugábamos juntos. Evolucionó muchísimo. Para esa clase de jugadores se requiere una defensa especial. Hoy por hoy estamos trabajando en lo nuestro todavía. Sí estamos empezando a hablar de lo que es Eslovenia y lo que nos depara, pero estamos pensando más en mejorar nuestro juego, dinámica, fluidez y el ADN que venimos construyendo hace rato. Sabemos lo que es Eslovenia, comandado por Luka. Sergio (Hernández) dice siempre que es la cabeza de la serpiente. Es un jugador de enorme calidad, que está en un nivel tremendo de calidad y confianza. No sólo se trata de la defensa en el uno contra uno, sino de hacer una defensa colectiva y compacta. Es la única forma de hacerlo jugar incómodo. Al fin y al cabo es un anotador y asistidor. Va a hacer su juego. Nosotros tenemos que ser inteligentes y ofrecerle lo que nosotros queremos, no que él imponga su juego. También tenemos que concentrarnos en que no sobresalgan los demás jugadores. Tienen mucho peligro en cada posición y están jugando con una química muy buena, lo que los hace aún más peligrosos. Encima es el primer partido, que siempre se juega con energía, motivación, nerviosismo, ansiedad. Van a jugar muchos factores en ese partido. Intentaremos imponer nuestro juego y construir desde lo que venimos construyendo siempre”, dijo el ex compañero de Doncic en el Real Madrid.

Por otra parte, el cordobés también fue consultado por el contexto de pandemia en el que se desarrollarán los Juegos Olímpicos, considerando la noticia reciente de la baja de Bradley Beal en Estados Unidos por dar positivo de covid. “No sé si hay miedo, pero el respeto siempre está ante la situación que estamos viviendo. Está en cada uno de nosotros convivir de la forma más profesional posible. El riesgo está siempre, al enfrentarse, al ir a entrenar, a comer, a dar un paseo. No hay que vivir con ese estrés, pero la posibilidad (de contagiarse) está. Hay que estar lo más tranquilo posible y hacer las cosas de la forma más profesional. Con esa cabeza al menos yo me dejo llevar, o es mi experiencia. Hay que estar tranquilo, estar en el hotel, cumplir los horarios, pero bueno. También puede pasar accidentalmente, y eso va más allá de lo que uno puede hacer. Lo tomo con tranquilidad, pero a la vez con respeto”, sostuvo.

Hace unos días, Sergio Hernández señaló que el equipo llega mejor que al Mundial del que fueron subcampeones, porque hoy tienen jugadores NBA. Facu, uno de los que arribó a la liga norteamericana, comparó ambas preparaciones y justificó la palabra de su coach. “A China llegamos de un Panamericano más amistosos. Teníamos más rodaje. Llegábamos más sólidos. Ahora nos tocó jugar tres amistosos, no sabemos si alcanzaremos a jugar otro. Tenemos que aprovechar bien los entrenamientos, intentar que se acerquen un poco a lo que sería un partido. Creo que esa es la clave, entrenar como vamos a jugar. Eso nos va a servir para estar preparados. Asimismo, los amistosos fueron de un nivel tremendo y nos exigieron al máximo. Nos permitieron ver defectos y virtudes nuestras. Nosotros no tenemos que copiar lo que hicimos en China, tenemos que mejorar, subir el techo. Como dijo Sergio, dos años después del Mundial hay jugadores con más experiencia, jugando en las grandes ligas del mundo. A nivel individual todos subieron de nivel, se hicieron cargo de sus equipos, jugaron bien, con muchísima confianza. Tenemos que empujar todos para el mismo lado, lo cual nunca fue un problema, así que no hay que cambiar nada, solo seguir trabajando y exigirnos al límite, porque también los rivales nos conocen más, conocen nuestros defectos y virtudes. Ahí va a estar el salto de calidad nuestro. Al subir la exigencia tenemos que demostrar cómo jugamos nosotros”, señaló el base ex Peñarol en la Liga Nacional.

Otro cuestionamiento fue sobre su estado físico, tras disputar una temporada de 94 partidos entre Denver y Real Madrid. Facu, sin embargo, le puso paños fríos al asunto. “Físicamente estoy bien. No hace mucho que terminé mi temporada y lo hice con buenos minutos. Ya venía con ritmo de juego también. No fue mucho el descanso. Durante los amistosos tuve momentos buenos, otros no tan buenos, pero siempre con confianza intento disfrutar de estar acá. Después de todo llevo varios años con este grupo”, replicó.

Nuevamente surgió la comparación con el Mundial, esta vez enfocada en la diferencia de nivel que pueden afrontar en este torneo, que será aún más exigente. “Los rivales nos van a conocer más y nos van a hacer más scouting. También leí hoy que los partidos eran cada tres días en China, o algo parecido. Había más descanso. Pero bueno, en todos los torneos que juguemos la exigencia va a ir subiendo, y más a medida que nos van conociendo. Acá son menos partidos, pero la exigencia es aún mayor, no te da margen para una derrota. Empezar bien el torneo es muy importante para nosotros. Creo que sería clave empezar con una victoria ante Eslovenia. Aun así, si perdemos el partido, hay que dar vuelta la página y seguir. Estos torneos son así. Resultado positivo o negativo, hay que dar vuelta la página y pensar en el siguiente partido que será aún más importante. De por sí los rivales que tenemos son bastante duros. Tenemos que estar listos para ese tipo de escenarios”, aseguró.

A sus 30 años, y con 11 torneos disputados con la Selección, Campazzo se perfila como uno de los jugadores más experimentados del plantel. Sobre su rol de referente, replicó lo siguiente. “No soy muy bueno hablando. Si tengo que aconsejar a alguien lo hago cara a cara, no en grupo o en ese tipo de charlas. Me gusta dar el ejemplo en el trabajo, entrenando, en el día a día y demás. Intento sumar desde mi experiencia, como hacemos la mayoría de los que llevamos más años en la Selección. Intentamos liderar desde ese lado, aconsejando. Siempre que veo algo en lo que puedo ayudar, lo hago, porque además de servirle a los más jóvenes es bueno para el equipo. Los más chicos también son muy receptivos. Escuchan, les gusta aprender, son competitivos. Eso lo hace mucho más fácil”, expresó.

Antes de cerrar la conferencia virtual, Facu contó cómo se vivió la visita de Manu Ginóbili al Cox Pavilon de Las Vegas. “Fue muy linda su presencia. Hacía mucho que no lo veíamos. Al suspenderse Tokio 2020 el año pasado como que se pospuso todo. Verlo después de tantos años está bueno, porque le da energías al equipo, le da buena vibra y eso es importante para lo que nos depara ahora. En lo personal nada, hablamos un poco de básquet, pero más que nada de cómo está el equipo y cada uno. A Manu le gusta hablar con todos, conocer a los nuevos y hablar más allá de lo que es el básquet. Su presencia suma mucho y vamos a estar siempre agradecidos. Todo lo que él significa para Argentina, como deportista y como persona, es algo que trasciende en todo sentido. Tenerlo al menos hoy acá nos suma mucho”, concluyó Campazzo, tras más de media hora frente a la cámara.

Prensa CABB