Claudio Arrigoni: «Trabajaré con las ganas que tuve desde el primer día»

A enderezar el rumbo es a lo que apuntan los dirigentes y el entrenador Claudio Arrigoni. El DT aceptó el desafío y trabaja para sacar al Griego del momento en que se encuentra.

Foto: Prensa Atenas

El inicio de temporada fue tormentoso, pero a tiempo se logró enderezar el rumbo y Atenas mostró inclusive más de lo que se esperaba en la disputa del «Súper 20», lo que generó ilusión. Aunque también cautela. Pero después fue una vorágine de tropiezos: malos resultados, la baja de Diego Gerbaudo y la desafección del entrenador Sebastián Saborido. También la de Eduardo Gamboa.

Pero como el desafío siempre fue estar para más, es que los dirigentes dieron un golpe de timón y acudieron a Claudio Arrigoni como entrenador principal para sacar al Griego del momento en que se encuentra. También una apuesta por reestructurar el plantel. Para todo eso se necesita trabajo y compromiso; y así bien lo entiende el DT, quien acepta el desafío y acude al trabajo y compromiso colectivo para esquivar el presente.

«El comienzo no fue el esperado y eso hace que nuestro momento no sea bueno. Se trabajó y se hizo todo lo que creíamos que podíamos hacer para que el equipo funcionara y no se dio. En este momento ocupamos una posición en la que no esperábamos estar, pero tenemos claro que estas cosas suceden, así que no queda otra que trabajar para tratar de salir rápido de esta situación y ser nuestra mejor versión lo más rápido posible», analizó Arrigoni en medio de la planificación de tareas que desembocarán como primera instancia en el juego frente a Obras del 6 de enero.

  • ¿En qué momento de tu carrera llegó esta oportunidad?
  • Creo que en uno que todo entrenador no quisiera estar, que es el corte de un colega. Más sabiendo que es una persona como Sebastián, a quien aprecio y sé que es un gran profesional. Pero desgraciadamente estas situaciones sucedieron, suceden y sucederán. Es parte de nuestra profesión y son reglas de juego.

Al tiempo que agregó: «En lo particular, me toma en un momento bastante interesante de mi carrera. Es mi noveno año en Liga Nacional y ahora toca esta tarea. Trabajaré con las ganas que tuve desde el primer día. Es la profesión que amo y a la que dediqué y dedico gran parte de mi vida. Estoy aplomado y con ganas de revertir la situación».

  • ¿Tomás una brasa caliente?
  • Atenas eternamente fue una «brasa caliente». Es lo lindo que tienen estas instituciones tan importantes del básquet latinoamericano, porque su historia y su gente así lo marcan. En los 90’s la obligación era ser campeón, y había momentos donde iban terceros y se lo consideraba una mala campaña. Ahora la situación es distinta, pero también se buscan resultados. La historia del club hace que uno sienta que tiene que dar el 100%, se pelee por lo que se pelee.
  • Yendo al plano deportivo? ¿Se debe trabajar más en lo mental o deportivo?
  • Un equipo debe trabajar en todos los aspectos y cada una de las situaciones debe sumar: mental, deportivo, físico? Todo es clave en el andar de un conjunto, así que estamos trabajando y colaborando unos con otros para mejorar cada día un poco más en cada uno de los aspectos
  • ¿Se mira de reojo lo que pasa con los demás o se centra en lo de uno mismo?
  • Claramente estamos muy abocados a mejorar nuestro equipo, pero es inevitable ir viendo lo que pasa al lado. No obstante, eso no puede corrernos el foco principal que es el del rendimiento propio.
  • ¿Qué le pueden aportar al equipo McClenton y Pacheco Ortiz?
  • Pacheco Ortiz es un jugador joven, de un grandísimo presente en el básquet de Puerto Rico. Es anotador, vertical y una mentalidad ganadora. McClenton viene de jugar en Durango (México), donde pudo demostrar sus principales características que son las que estábamos buscando: es muy atlético, con caída, contraataque, potencia hacia adelante y arriba, defensor y rebotero.
  • ¿Ahora qué se viene?
  • La prioridad es tratar de conseguir resultados. Para eso necesitamos un tiempo, esperando que sea el menor posible. No es fácil, por eso nos tomaremos el menor descanso posible. Vamos todos enfilados atrás del equipo (dirigentes, cuerpo técnico y jugadores), empujando para salir de esta situación. Los plazos serán marcados por el mismo equipo.

«Lo más importante de todo es tener la premisa de que el compromiso es en cada práctica y en cada juego. Salir llenos del vestuario y regresar vacíos. Entregar todo lo que tengamos», sentenció el entrenador.

Prensa Asociacion Deportiva Atenas



Categorías:LNB

A %d blogueros les gusta esto: