Andrew Wiggins, el Factor X de Golden State

26 puntos y 13 rebotes registró el canadiense para comandar a Warriors hacia la victoria por 104-94 ante Celtics. Golden pasó a ganar la serie 3-2 y quedó a un juego del campeonato.

Foto: NBAE Getty Images

El rol del canadiense es cada vez más determinante en el equipo dirigido por Steve Kerr y su trabajo en el quinto partido no fue la excepción.

En un juego que tuvo a un “errático” Stephen Curry para lo que estamos acostumbrados a ver (0 de 9 en triples) y con Klay Thompson yendo de menor a mayor, Andrew Wiggins se lució con 26 unidades, lanzando para un 52.2% de campo (12/23 TC) y 66.7% en libres (2/3).

Pese a no encestar en sus 6 intentos desde tercera dimensión, el dominio del alero a corta y media distancia es una pesadilla para la gran defensiva de los Celtics; cada vez que el juego se complicó, Andrew responde ya sea con puntos o bien molestando en los tableros para conseguir algún rebote que le dé a su equipo otra chance para anotar.

En el otro costado es una garantía defensiva. Tras la lesión y progresivo regreso de Klay Thompson, Wiggins se ha convertido en el jugador preferido por Kerr a la hora de emparejarlo contra el mejor jugador ofensivo del equipo rival.

No importa si tiene que marcar a Jaylen Brown, Jayson Tatum o incluso en los cambios de marca quedar uno contra uno ante los internos de Boston, Andrew los enfrenta a todos por igual, aprovechando al máximo su capacidad atlética para colaborar en la lucha por los rebotes llegar a bloquear el disparo de algún rival.

Además del gigantesco trabajo de Wiggins, otro que apareció cuando más lo necesitaba Golden State fue Draymond Green. El interno que no estuvo en su mejor nivel en esta serie, respondió en el quinto partido con toda su experiencia.

La intensidad defensiva que demostró hizo recordar a aquel Green de los primeros años, siendo el motor que empujaba al resto del equipo para mantenerlos activos durante los 48 minutos.

Más allá que Boston se recuperó en el tercer período y llegó tomar una ventaja de 5 unidades (66-61) restando 3’55” en el reloj no le alcanzó para detener a Golden State. El local respondió con un parcial de 8-14, incluido un triple sobre la chicharra de Jordan Poole para irse arriba 74-75.

Los dirigidos de Ime Udoka no lograron reaccionar en el inicio del último período y en menos de 3 minutos ya estaban abajo por 11 unidades (74-85 con 9’05” por jugarse).

A partir de allí Golden State comenzó a trabajar con el reloj y la urgencia de su rival, aceleró el ritmo ofensivo una vez más y llegó a establecer una ventaja máxima de 16 (86-102 a 1’45” del final).

Ya sin más que hacer, Udoka hizo la bandera blanca y en los 75 segundos restantes mandó a descansar a sus jugadores estelares. Kerr hizo lo mismo con su plantel, sabiendo que el partido ya estaba sentenciado a su favor.

La victoria 104-94 puso al conjunto de la bahía arriba en las finales por 3-2, quedando a tan sólo un triunfo del tan ansiado campeonato.

Wiggins fue la gran figura con 26 puntos, 13 rebotes, 2 asistencias, 1 recupero y 1 tapa en 42’32”.

El dato: Stephen Curry no consiguió encestar un triple de los 9 que intentó, cortando una seguidilla de 233 juegos anotando al menos uno (racha que inició en noviembre de 2018 incluyendo fase regular y postemporada).

Si tomamos sólo la postemporada, Curry anotó su primer triple en su primer juego de playoffs en 2013 y desde allí registró 132 juegos consecutivos con al menos un triple. El fin de esa increíble racha nos confirma que después de todo el “chef” es humano.

Formación inicial de Warriors: A. Wiggins 26 puntos, 13 rebotes; K. Thompson 21 unidades (7/14 TC, 5/11 3P, 2/2 TL), 2 robos; S. Curry 16 tantos (7/22 TC, 0/9 3P, 2/3 TL), 8 asistencias, 2 robos; D. Green 8 puntos, 7 tableros (1 ofensivo), 6 asistencias, 1 recupero, 6 faltas; O. Porter Jr. 2 unidades, 1 tapa. Relevos: G. Payton II 15 tantos (6/8 TC, 1/3 3P, 2/2 TL), 5 rebotes (1 ofensivo), 3 robos; J. Poole (14pts, 4/8 TC, 3/6 3P, 3/3 TL); K. Looney (2pts, 4reb, 3as); A. Iguodala (2as); N. Bjelica (1reb); D. Lee, M. Moody, J. Kuminga y J. Toscano-Anderson ingresaron 1’19”.

Iniciales de Celtics: J. Tatum 27 puntos (10/20 TC, 5/9 3P, 2/6 TL), 10 rebotes (defensivos), 4 asistencias; M. Smart 20 unidades (7/15 TC, 3/6 3P, 3/4 TL); J. Brown 18 tantos (5/18 TC, 8/10 TL), 9 tableros (3 ofensivos), 1 recupero; R. Williams III 10 puntos, 8 rebotes (3 ofensivos), Al Horford 9 unidades, 9 tableros (1 ofensivo). Suplentes: G. Williams (3pts, 3reb, 2tap); D. White (1pt, 3as, 1rec); L. Kornet (3pts, 1reb); A. Nesmith (3pts); P. Pritchard (1reb); J. Morgan (1reb); S. Hauser (1as); N. Stauskas 1’19” en cancha.

Parciales: 1C. 16-27; 2C. 23-24 (39-51); 4C. 35-24 (74-75); 4C. 20-29 (94-104).

La serie regresa al TD Garden de Boston, donde se disputará el sexto partido será en el jueves 16 a partir de las 22hs de Argentina.

Esteban Abed – Interbasquet
@estebanabed – Twitter
@estebanabed – Instagram



Categorías:NBA

A %d blogueros les gusta esto: