Una constelación de estrellas brilló en el Parque La Pedrera

Alegría, diversión y mucha emoción. Estas sensaciones y muchas más fueron las que entregó dentro y fuera de la cancha en el Estadio Arena de La Pedrera la trigésima tercera edición del Juego de las Estrellas del básquetbol argentino, que tuvo al equipo Blanco como vencedor del partido estelar sobre el conjunto Negro, por 70 a 60, y marcó el regreso a la provincia de una fiesta muy especial luego de 21 años.

Foto: Gentileza Prensa AdJ

Al igual que en la oportunidad anterior en el Ave Fénix de Juana Koslay, la jornada que reúne a los mejores jugadores y jugadoras del país se vivió a flor de piel, con un Héctor «Pichi» Campana impecable, elegido MVP del partido.

Bajo la conducción del «Oveja» Sergio Hernández, el equipo Blanco fue integrado por Sofía Cabrera, Franco Baralle, Paolo Quinteros, Lucio Reinaudi, Mauro Cosolito, Campana, Martín Cuello, Carolina Sánchez, Agustín Barreiro y Mariano Fierro.

En tanto, el elenco Negro, con el «Lobito» Gustavo Fernández de DT, estuvo compuesto por Agustina Marín, Lucas Faggiano, Leonel Schattmann, Mateo Chiarini, Matías Solanas, Sebastián Vega, Esteban «Gallo» Pérez, Agustina Jourdheuil, Leonardo Lema, Gustavo Acosta y Tayavek Gallizzi.

En el juego las ovaciones fueron repartidas. Y si bien todos se llevaron una dosis de cariño, el público tuvo a sus figuras, como los exaleros «Pichi» Campana y el «Gallo» Pérez y los campeones de la última edición de la Liga Nacional de Básquetbol (LNB), Cuello y el «Taya» Gallizzi. También fue muy aplaudido el puntano Gustavo Acosta, de buena campaña con GEPU en la pasada Liga Federal.

Al ritmo de Rosco, la mascota de la Asociación de Jugadores de Básquetbol, el público vibró en las tribunas, no solo con el duelo estelar, sino también con las distintas atracciones que presentó la trigésima tercera edición.

Carrera de habilidades y desafió 3×3

La fiesta del básquetbol argentino se había puesto en marcha con la carrera de habilidades, en donde Agus Marín y Faggiano —conjunto Negro— se quedaron con el duelo ante Sofi Cabrera y Baralle.

En cuanto al desafío 3×3, la victoria cayó del lado del equipo Blanco, que fue integrado por Cosolito, Reinaudi, Fierro y Barreiro.

Tiro de estrellas y torneo de triples

En el tiro de estrellas, el equipo Negro, conformado por el «Gallo» Pérez, Vega y Agustina Jourdheuil, se llevó el triunfo.

Mientras que en el torneo de triples, Cuello le puso fin al reinado de Quinteros, campeón defensor y ganador de la última edición.

La segunda versión en suelo puntano entregó también un merecido homenaje al «Lobito» Fernández, Rafael Costa, Elnes Boolling, Sergio Dacuña, Javier Medina, Campana y Pérez, campeones en los 90 con GEPU. Además, se recordó al histórico utilero del «Lobo», Mario Heredia.

Martín Cuello se quedó con la gloria

A falta del torneo de volcadas, el torneo de triples estuvo entre las principales atracciones de la trigésima tercera edición, que arrojó como ganador a Martín Cuello, recientemente campeón con Instituto de Córdoba en la última edición de la Liga Nacional de Básquetbol (LNB). Cuello mostró una efectividad terrible desde el comienzo, donde se lució en la ronda inicial. Luego volvió a brillar en la final, donde venció a Schattmann.
Con este título desde la línea de 6,75 metros, Cuello acabó con el reinado de Paolo Quinteros, campeón defensor y ganador del torneo en tres oportunidades.

F: El Diario de la Republica (SL)



Categorías:LNB

A %d blogueros les gusta esto: