Arese y un nuevo desafío en la Liga Nacional

El trabajo y la disciplina fueron las bases de su camino. A continuación un repaso de la historia y la metódica carrera del riocuartense en su llegada a Riachuelo.


Santiago Germán Arese tiene 35 años y nació en Río Cuarto, Córdoba, ciudad donde actualmente vive su madre. Su familia se completa con su hermano, su pareja y su hijo.
Su amor por la pelota existe desde muy pequeño. A los 5 cinco años vio que su padre jugaba al básquet y decidió, junto a su hermano, seguir el mismo camino. “Recuerdo que un entrenador se ofreció a pagarme el remis con tal de que me vaya del club. Vivía ahí dentro prácticamente y era bastante intenso”, recuerda entre risas.
Estudiantes de Concordia y Unión de Colón de Santa Fe lo vieron formarse y crecer como jugador. En el 2014 llegó un momento muy importante: fue parte del equipo de 9 de Julio de Río Tercero que ascendió a la Liga Nacional. “Fue un año maravilloso no solamente en lo deportivo sino también en lo personal, hice muchos amigos con los que aún tengo contacto y el ascenso fue lo mejor que nos pasó”.
Otro gran paso en su carrera fue la experiencia en la Liga Argentina siendo el capitán de Estudiantes de Olavarría. Allí disputó más de 150 partidos y obtuvo un promedio de 11.1 puntos. En cinco palabras, Santiago definió su rol: “Desafío, responsabilidad, compromiso, compañerismo y humildad”. Recuerda con mucha alegría su estadía allí y al ser consultado por la situación actual del club confesó: “Es una lástima porque es un club que tiene potencial para estar en la Liga, hay una ciudad que apoya y profesionales y jugadores locales que bancan el proyecto”.
Cuando hay talento se nota y su gran actuación en Estudiantes le posibilitó la vuelta a la máxima categoría vistiendo la camiseta de Ciclista Olímpico de La Banda. “Fue un gran desafío volver a la liga, me sentí cómodo y acompañado por la amabilidad de la gente del club”.
Aunque en la intimidad a modo de chiste le comenta a su gente que el día que deje el básquet se subirá a un camión, todavía le queda mucho por recorrer. En la temporada 22/23 jugará en Riachuelo. “Se notan las ganas que tienen de crecer en la Liga brindando todo por los jugadores y la institución”.

    Julieta Paez – Prensa Club Riachuelo



Categorías:LNB

A %d blogueros les gusta esto: